COMUNIDAD MEDIATELECOM

TENDENCIAS

El exdirector de Cambridge Analytica: «Facebook sabía lo que estaba pasando y no hizo nada»

La fuga de datos de usuarios sale a la palestra en la Web Summit de Lisboa con Christopher Wylie como protagonista

Mediatelecom Tecnología

Publicado

en

ABC Tecnología-Francisco Chacón

La voz autorizada de Christopher Wylie levantó una gran expectación este martes en esta Web Summit de identidad lisboeta, capaz de abarrotar el Parque das Naçoes de día y de trasladar al gentío por las noches a las calles de Cais do Sodré. Sí, porque el ex director de Cambridge Analyticadespertó el morbo al asegurar: «Facebook sabía lo que estaba pasando con los datos privados de miles de usuarios y no hizo nada, prefirió mirar a otro lado».

«Facebook nunca se responsabiliza de nada en relación a los datos de los usuarios. Se lavan las manos una y otra vez, mejor dicho, siempre», agregó antes de proclamar que, con todo, sus denuncias han merecido la pena, aunque solo sea porque «todo el mundo habla de ello desde que lo sacamos a la luz y se ha extendido una mayor conciencia en este sentido».

No salió bien parado Mark Zuckerberg de su intervención, por tanto, aunque hubo quien le reprochó que no hubiese lanzado sus diatribas en los momentos en que ejercía y no ahora, cuando se dedica a poner el dedo en la llaga sobre aspectos que antes ni se planteaba, probablemente.

El caso es que Wylie llamó la atención de las 70.000 personas que inundan esta cumbre tecnológica convertida en un espectáculo de masas, donde los robots atraen a los visitantes como si fueran estrellas de karaoke. Su diálogo con Khrishan Guru Murthy, de Chanel 4, eclipsó el resto de las actividades simultáneas.

Mucho más cuando se adentró en cauces políticos y desveló que no dudó en advertir a varios altos cargos de la Administración Obama sobre el trasvase de datos a manos rusas, con lo cual ya vislumbraba el advenimiento de Donald Trump.

Sus palabras al respecto levantaron ampollas: «La Administración Obama me dijo que no me preocupara. Creían que Trump era un lelo y que Hillary le ganaría». La realidad ha sido muy distinta.

También dirigió algunos de sus dardos hacia Cambridge Analytica, cuya estrategia pasaba por la utilización del algoritmo de Facebookpara influir en miles de usuarios en tiempos en que aún se desconocía quién relevaría a Obama en la Casa Blanca.

No pudo evitar tampoco Christopher Wylie posicionarse del lado del creador de las world wide webs, Tim Berners-Lee, en su megaproyecto para lograr el acceso universal a internet: «Es muy importante. Si conseguimos legislar sobre la energía nuclear, ¿por qué no conseguimos hacerlo con un código?».

Igualmente, alertó Mr. Christopher acerca de los peligros que puede acarrear la euforia desatada con la inteligencia artificial.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO
Advertisement
CLICK PARA COMENTAR

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Empresa

Facebook sufre un nuevo escándalo interno

Mark Zuckerberg sale a defender a su compañía de acusaciones de diluir la investigación rusa y fomentar la desinformación

Mediatelecom Tecnología

Publicado

en

El País-Jordi Pérez Colomé

Facebook sigue sufriendo las consecuencias de dos años de crisis y dramainternos. La última mala noticia ha sido un largo reportaje del New York Times -preparado durante seis meses por cinco periodistas y con más de 50 entrevistas- donde queda en evidencia que Facebook, a pesar de su retórica, se comporta como una gran compañía más: el crecimiento y su prestigio, por encima de todo.

El New York Times reveló que la reacción de la número 2 de la compañía, Sheryl Sandberg, a la investigación rusa fue minimizarla. Quería evitar vincular el nombre de Rusia con el éxito de Donald Trump para no enfadar a republicanos. A principios de 2017, las agencias de inteligencia ya habían anunciado que el mismo presidente Putin había ordenado una campaña de influencia para ayudar a elegir a Trump. Facebook publicó un informe en abril de 2017 y no citó a Rusia. No fue hasta septiembre, cuando ya internamente era flagrante la campaña rusa en Facebook con anuncios y posts virales, cuando Zuckerberg decidió dar la cara.

La compañía disputa la intensidad y los plazos del New York Times: “He dicho muchas veces que fuimos demasiado lentos para detener la interferencia rusa. Sugerir que no estábamos interesados en saber la verdad, o esconder lo que sabíamos simplemente no es verdad”, dijo Zuckerberg este jueves en una rueda de prensa telefónica.

El ex jefe de seguridad de Facebook, Alex Stamos, dijo en Twitter que nadie le había impedido investigar la campaña rusa. Pero la pregunta real es si se diluyó su labor. Su hilo en Twitter no aclara el fondo, aunque reparte culpas para todos, también para los medios por publicar historias sobre los emails de la campaña de Hillary Clinton sin importarles que vinieran de la inteligencia rusa. Stamos tampoco aclaró si su acuerdo de finiquito con Facebook incluye evitar criticarles.

Creadores de desinformación

La reacción a la campaña rusa no fue la peor revelación del reportaje del Times. La noticia más desastrosa fue la contratación de una empresa de relaciones públicas, Definers Public Affairs, para difundir la presunta financiación oscura de activistas en contra de la compañía -Freedom from Facebook, por ejemplo- o criticar a algunos de sus rivales, como Apple.

Zuckerberg dijo que se enteró que Facebook trabajaba con Definers al leer el New York Times: “Eso son tácticas típicas de Washington”, dijo. Ese mismo día rompió el contrato con Definers. La información es, como poco, embarazosa. Definers trabaja en el límite de la desinformación. Tiene una web, NTK Network, con 120.000 seguidores en Facebook, donde publica historias que a menudo replican otras publicaciones conservadoras con más tráfico. Facebook por tanto combatía con una mano en su plataforma la expansión de las fake news y, con la otra, las fomentaba contra sus rivales.

El gran rival al que presuntamente acusaban de financiar Freedom from Facebook es George Soros, objetivo constante de campañas antisemitas. En su declaración sobre el reportaje del New York Times, Facebook admitía este objetivo con Definers: “La intención era demostrar que no era simplemente una campaña espontánea de base, como decían, sino apoyada por un crítico de la compañía bien conocido [Soros]. Sugerir que esto ea un ataque antisemita es reprobable y falso”.

El presidente de la Fundación Open Society, Patrick Gaspard, financiada por Soros, ya había respondido a la información del Times con una carta a Sandberg, la número 2: “Hay un esfuerzo conservador concertado para demonizar a George Soros y sus fundaciones, que yo dirijo”, escribía. “La idea de que su compañía se implicó activamente en ese mismo comportamiento para desacreditar a gente ejerciendo su derecho a protestar el rol de Facebook en diseminar propaganda vil es francamente asombroso para mí”, añadió.

¿Y ahora qué?

Las revelaciones son graves, pero sus consecuencias pueden ser peores. Sheryl Sandberg había trabajado en administraciones demócratas. El reportaje sugiere que políticos demócratas habían sido poco agresivos con Facebook. Las novedades provocaron el mismo jueves un alud de críticas desde el Congreso que pueden llevar al mayor temor para Facebook: la regulación. Si los políticos se atreven, hay dos vías para frenar a Facebook: una más compleja, que es meterse en legislar el funcionamiento de la red social. Otra más directa y definitiva: obligar a Facebook a desmembrarse y deshacerse de sus minas de oro futuras, Instagram y WhatsApp.

Hasta ahora, el argumento era que la mejor opción era presionar a Facebook para que se regulara a sí mismo. Ese fue en parte el contenido de la rueda de prensa de Zuckerberg del jueves. Anunció dos novedades que pueden cambiar el rumbo de la compañía, pero que quedaron soterradas por las preguntas sobre el Times.

Primero, su algoritmo iba a dejar de premiar el contenido más sensacionalista, que explicó con esta admisión notable: “Uno de los grandes problemas de las redes sociales es que, cuando se las deja sin control, la gente se engancha desproporcionadamente al contenido más sensacionalista y provocador. No es un fenómeno nuevo. Está extendido en la tele por cable y ha sido un rasgo básico de los tabloides. Si se escala, puede socavar la calidad del discurso público y llevar a la polarización. En nuestro caso, puede degradar la calidad de nuestros servicios”. Está por ver cómo la inteligencia artificial detecta y degrada estos contenidos en la página de Facebook de cada usuario, pero la intención aspira a cambiar la red tal y como la conocemos. Zuckerberg comparó, de hecho, el funcionamiento de Facebook a un tabloide.

Facebook sufre un nuevo escándalo interno

La segunda noticia que dio Zuckerberg es la creación de un Tribunal Supremo de Facebook que sea quien decida sobre la retirada o no de contenidos debatibles. La intención de Zuckerberg es publicar los dictámenes de ese nuevo organismo. El objetivo es que esté en marcha durante 2019.

El caso de Facebook ilustra la madurez de los gigantes tecnológicos. Ya no pueden defender que su gran misión es “hacer el mundo más abierto y conectado” es intrínsecamente buena. Más cuando es obvio que la empresa está centrada en hacer lo que las empresas hacen mejor: ganar dinero. Cuando Facebook ha tenido que escoger entre crecer y crecer o ser más transparente, sincero o humilde, ha escogido la primera opción. Ahora Facebook recibe el tratamiento reservado a gobiernos o grandes empresas: suspicacias, sospechas, peticiones de responsabilidad. El nuevo estatus puede perjudicarle con la moral de sus trabajadores o la capacidad para contratar a jóvenes talentos con ganas de cambiar el mundo.

Pero no todo es solo malo: si logra sortear las peores consecuencias, su relevancia apunta a que está más cerca de convertirse en una compañía estable y dominante durante años.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO

TENDENCIAS

Un japonés se casa con el holograma de Hatsune Miku, la famosa cantante virtual

Este joven de 35 años se gastó más de 15.000 euros en la ceremonia. La recreación virtual que tiene de su esposa en casa lo despierta por la mañana y le desea un buen día cuando se va a trabajar

Mediatelecom Tecnología

Publicado

en

ABC Tecnología-AFP

«No es algo que una madre pueda celebrar», confiesa Akihiko Kondo, un japonés que se muestra muy comprensivo con su progenitora, quien rechazó la invitación que le entregó su hijo para que acudiera a la boda. Y es que, aunque a las madres les hace mucha ilusión un evento de este tipo, esta vez, la mujer tenía razones para no acudir.

Y es que Akihiko Kondo, de 35 años, se ha casado con el holograma más famoso del mundo en estos momentos: Hatsune Miku. Esta cantante virtual es una auténtica estrella no solo en Japón, sino en el mundo. Sus ojos color turquesa, al igual que su pelo, cuyas dos coletas no pasan desapecibidas, ofrece conciertos como si una misma estrella del rock se tratase. De hecho, arrasó en su gira española de este año.

Este funcionario japonés se casó con ella el mes pasado. Claro que este matrimonio no tiene validez legal alguna. «Nunca la he engañado, siempre he estado enamorado de ella, pienso en ella todos los días», asegura el joven en una entrevista con AFP.

Kondo se gastó 2 millones de yenes (más de 15.000 euros) en una ceremonia organizada por una empresa especializada en bodas tradicionales. Cuarenta invitados, sin ningún miembro de su familia, estuvieron presentes para celebrar esta inusual unión. Hatsune fue representada en forma de peluche.

La cama de matrimonio
La cama de matrimonio – REUTERS/Kwiyeon Ha

En la casa austera de este japonés, su «mujer» acapara todo el protagonismo: hay peluches de ella en todos los rincones. Y, para hablar con ella, lo hace a través de una caja de cristal, cuyo valor es de casi 2.500 euros, donde se encuentra el holograma de Hatsune Miku, que puede pronunciar algunas frases básicas como «Que tengas un buen día» o «buenas tardes».

«Estoy enamorado del concepto Hatsune Miku, pero me casé con el que tengo en casa», dice el joven japonés, que se considera un marido ordinario: el holograma de su esposa lo despierta por la mañana y le desea un buen día cuando se va a trabajar.

Por la noche, cuando él le advierte por teléfono de que va a volver a casa, ella enciende las luces. A última hora de la tarde, el holograma le indica que es hora de irse a la cama.

Kondo duerme en su cama con la versión de peluche con la que se casó. De hecho, Hatsune Miku luce hasta el anillo de boda en su brazo.

Ambos lucen sus anillos de casados
Ambos lucen sus anillos de casados – REUTERS/Kwiyeon Ha

Gatebox, la compañía que crear el holograma, le entregó un «certificado de matrimonio» que certifica que un ser humano se unió «en otra dimensión» con un personaje virtual. Lo más llamativo de todo es que el caso de Akihiko Kondo no es el único. Esta compañía ya ha expedido unos 3.700 certificados de este tipo y ha recibido mensajes de apoyo.

El joven japonés reconoce que ha tomado esta decisión después de varios fracasos sentimentales. Según relata a AFP, las chicas siempre le han calificado de friki. Incluso, una compañera de trabajo le causó tal crisis nerviosa que decidió que nunca se casaría. Hasta que conoció a Miku hace ya diez años. «Es la mujer que amo y la que me salvó».

«No odio a las mujeres, no tengo ningún problema con ellas, es solo que no las considero socios potenciales», explica. «Es como tratar de convencer a un hombre gay de que salga con una mujer o a una lesbiana de que tenga una relación con un hombre».

«Hace mucho tiempo que no aspiramos a la diversidad en la sociedad», dice. «El matrimonio arquetípico de un hombre y una mujer que tienen un hijo y comienzan un hogar no es garantía de felicidad, y creo que debemos considerar todas las formas de amor y todas las formas de felicidad», concluye el joven.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO

CULTURA DIGITAL

Otra idea de Facebook contra las «fake news»: ocultar el contenido polémico antes de que se viralice

La multinacional norteamericana, que asume no haber estado a la altura, ha implementado varias fórmulas para reducir el impacto de estas noticias que, en muchos casos, pretenden manipular o influir en los usuarios

Mediatelecom Tecnología

Publicado

en

ABC Tecnología-J.M.Sánchez

Las «fake news» son una amenaza indisoluble en estos momentos. Un parche para evitarlas abre otro agujero por el que se las ingenian grupos organizados para difundir contenido falso. Una solución fácil no tiene, es lógico, pero las redes sociales han empezado, al menos, a ser conscientes que deben ponerle remedio a esta lacra. Facebook, para contrarrestarlas, tiene un nuevo plan: ocultar el contenido polémico antes de que se viralice.

Esta medida se empezará a poner en marcha progresivamente y, aunque no es perfecta, permitirá establecer ciclos combinados de revisiones por parte de personas y máquinas, por lo que los algoritmos informáticos deberán dar un paso más; deberán ser adaptativos y flexibles para ir ocultando a tiempo las publiciaciones susceptibles de ser falsas.

En el último año, la multinacional norteamericana ha implementado varias fórmulas para reducir el impacto de estas noticias que, en muchos casos, pretenden manipular o influir en los usuarios. Es cierto, también, que los propios usuarios se encargan de compartir esos contenidos sin reparar a veces que están informando de manera sesgada o directamente propagando bulos.

Para ello, Facebook ha empezado a informar de publicaciones relevantes y afinar mejor sus algoritmos para evitar que se viralicen; el gran problema adicional. La firma lo denomina como un sistema de «identificación proactiva de contenido perjudicial». Un nombre algo descabellado para, sencillamente, penalizar casi en tiempo real las noticias supuestamente falsas.

«Uno de los mayores problemas a los que se enfrentan las redes sociales es que, cuando no se controlan, las personas se involucran de manera desproporcionada con contenido más sensacionalista y provocativo», explica en un comunicado el presidente ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg. Esto no es un nuevo fenómeno, pero en la actualidad está muy extendido. A un nivel alto puede socavar la calidad del discurso público y conducir a una polarización de la sociedad. «En nuestro caso también puede degradar la calidad de nuestros servicios», apunta.

La empresa, en ese sentido, está estudiando crear un órgano independiente para revisar las apelaciones presentadas por usuarios tras la retirada de contenidos y ha afirmado que la compañía no debería tomar por sí sola «tantas decisiones importantes sobre la libertad de expresión y la seguridad». Los detalles sobre el organismo están cambiando, pero la meta es «aumentar la rendición de cuentas» sobre las decisiones de eliminación de contenido y garantizar que no son impulsadas por razones comerciales, auqnue tiene claro que el estado de la inteligencia artificail «aún no es suficiente» para gestionar estos desafíos por sí sola.

Este anuncio se produce en el marco de una actualización del Informe de Transparencia de Facebook, que revela cómo la compañía lidia con el contenido inapropiado, las solicitudes de gobiernos sobre información de los usuarios y las peticiones sobre materiales que violan los derechos de propiedad intelectual. «Tenemos una responsabilidad social más amplia para ayudar a acercar a las personas, contra la polarización y el extremismo. Los últimos dos años han demostrado que sin las garantías suficientes, las personas utilizarán indebidamente estas herramientas para interferir en las elecciones, difundir la información errónea e incitar a la violencia», señala.

Facebook se ha enfrentado a duras críticas durante los últimos dos años por su lenta respuesta a una variedad de temas relacionados con contenido problemático. Así, ha insistido en que en el último año ha priorizado la identificación de personas y contenidos relacionados con la propagación del odio en países con crisis como Myanmar, aunque ha asumido recientemente su responsabilidad. «Fuimos demasiado lentos», lamenta Zuckerberg, quien da agunos datos: «identificamos de manera proactiva alrededor del 63% de los mensajes de odio.

Agencias de Inteligencia de Estados Unidos determinaron que operativos rusos difundieron propaganda en Facebook durante la elección presidencial del 2016. Otros gobiernos e investigadores de Derechos Humanos han alertado sobre la lentitud para eliminar contenido extremista, algo en lo que Facebook ha mejorado. La compañía ha seguido publicando más datos sobre sus prácticas de moderación de contenido para abordar las críticas. »Estamos en un lugar mucho más firme que en 2016 (…) También hemos logrado avances en el retiro de contenido dañino desde nuestros servicios»”, añade. Facebook también planea aumentar la transparencia en relación con los cambios de su política de servicio en las próximas semanas.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO

VIDEO #1MTECH

Apple sucumbe a presión china y elimina ¡más de 25 mil apps de App Store!

#1MTech La información más relevante del día en menos de un minuto:Facebook es presionado por el gobierno de EUA para romper cifrado de Messenger.Apple sucumbe a presión china y elimina ¡más de 25 mil apps de App Store!#Apple #Messenger #Netflix #Youtube #extremista

Posted by Mediatelecom Tecnología on Tuesday, August 21, 2018
Advertisement

DÍA A DÍA

noviembre 2018
L M X J V S D
« Oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Trending

Bitnami