COMUNIDAD MEDIATELECOM

TENDENCIAS

La impresora de filetes de Barcelona

El investigador italiano Giuseppe Scionti desarrolla un método para crear un producto vegetal con un sistema de reproducción 3D

Mediatelecom Tecnología

Publicado

en

El País-Pablo G.Bejerano

Exponente ilustre de la nueva alta cocina y también uno de los focos de investigación más activos en impresión 3D, Barcelona es el lugar donde el investigador Giuseppe Scionti ha creado una alternativa a la carne que imprime en 3D. El proyecto surgió en la ciudad catalana por casualidad y se mantendrá allí por convicción.

Giuseppe Scionti creador de la impresora 3D, imprimiendo un ‘filete’. CONSUELO BAUTISTA

Esta alternativa a la carne se compone de ingredientes vegetales, pero imita la textura real, el factor más difícil de conseguir. Su creador, nacido en Milán hace 31 años, experto en biomedicina e ingeniería de tejidos, ha pasado tres años de investigador en la Universitat Politècnica de Catalunya con una beca Juan de la Cierva, después de investigar en la Universidad de Granada o el University College of London.

 

El investigador italiano manipula, enfundado en sus guantes de látex, jeringas que contienen una pasta de color pajizo. Para generar el filete solo hay que colocarlas en la impresora 3D y configurar el sistema. Por fin sale de la boquilla de la máquina un fideo infinito de biomaterial, que empieza a componer un bistec liliputiense, según el diseño que el propio Scionti ha hecho en AutoCAD.

El proyecto surgió por un comentario fortuito de sus compañeros, cuando Scionti trabajaba en la UPC. Al crear un prototipo de implante de oreja humana, alguien dijo que la textura parecía auténtica. El investigador italiano pensó que si las impresoras 3D podían imitar tejidos humanos también podían hacerlo con tejidos animales.

 

La impresora imprime el biomaterial que creará el filete.

La impresora imprime el biomaterial que creará el filete. CONSUELO BAUTISTA

 

El método desarrollado a partir de esta premisa permite obtener filetes artificiales cuya textura se aproxima a la carne, algo que se ha ajustado mediante test de compresión y de tracción. El investigador ha solicitado la patente y está pendiente de su aprobación: “La tecnología prevé un sistema escalable, de manera que no se necesiten impresoras en paralelo. Teniendo una provisión de material continuo y varios extrusores a la vez se podrá producir mucho más producto en mucho menos tiempo”.

Ya existen otros métodos para conseguir una alternativa a la carne, que beneficie a los animales, al medio ambiente y mejore la alimentación mundial. La carne de laboratorio, cultivada con células madre, o la carne vegetal, que comercializan empresas como Impossible Foods, son las dos caras de estos esfuerzos. La primera resulta aún cara y todavía no ha encontrado un sustituto del suero fetal bovino, un ingrediente clave que normalmente implica sacrificar a la vaca y al embrión. La alternativa vegetal sabe a carne pero solo ofrece hamburguesas o albóndigas, sin imitar la textura fibrosa de un filete.

Los filetes de Scionti están a medio camino de ambos productos: “Utilizo técnicas que se usan normalmente para la carne cultivada con células y técnicas prestadas de la bioimpresión, adaptadas para utilizarlas con materiales que se emplean para hacer carne vegetal”.

El silbido robótico de la impresora 3D acompaña las palabras del ingeniero de tejidos. La boquilla deposita el hilo de biomaterial con movimientos rectilíneos. Se desplaza a 3 centímetros por segundo y tarda entre 30 y 50 minutos en crear una pieza de 100 gramos. La máquina es un modelo modificado para adaptarlo a este propósito específico. La ha construido la Fundació CIM, un centro tecnológico de la UPC, que colabora de esta forma en el proyecto. Es uno de los exponentes del boyante sector de la impresión 3D en la provincia de Barcelona, que reúne también al centro europeo International Advanced Manufacturing 3D Hub, en Terrassa, y a las instalaciones de I+D de HP en España, situadas en Sant Cugat.

La textura tiene una consistencia desacostumbrada, pero la tiene, mientras que el sabor queda en manos del sazonado. ¿A qué se parece? Alguien menciona el tofu

Aunque la UPC no se ha implicado en el proyecto, que Scionti ha conducido como iniciativa personal, el italiano utiliza de momento un espacio de trabajo en el CREB, un centro de investigación dependiente de la universidad. Pero en octubre tiene previsto dar el salto y crear su startup, Nova Meat, para darle un impulso a la tecnología.

Los ingredientes que llevan estos bistecs, de colores rojizos o amarronados, son proteínas en polvo, como la proveniente del arroz o del guisante, así como componentes de algas. Son productos que normalmente consumen veganos o vegetarianos en forma de bebidas para complementar su dieta.

“La dificultad es reordenar estas nanofibras de las proteínas vegetales intentando que se parezcan a las proteínas animales”, explica Scionti. “Hay que estudiar primero la histología del tejido animal, cómo están ordenadas las fibras musculares, y después hay que intentar replicarlo con ingredientes vegetales no modificados genéticamente”.

Una vez generado el bistec, está listo para cocinarlo y comérselo. Los pedazos de carne vegetal impresa en 3D chisporrotean como cualquier filete al freírse. “Se hacen muy bien”, sonríe Margarita, la cocinera del centro universitario donde trabaja Scionti y que es la primera vez que mete en la sartén algo así. “No se han pegado ni se han quemado. Un filete de pollo, si fuera tan fino, se pegaría”, apunta al darles la vuelta.

La textura tiene una consistencia desacostumbrada, pero la tiene, mientras que el sabor queda en manos del sazonado. ¿A qué se parece? Alguien menciona el tofu, aunque la textura no es blandengue sino que tira hacia la fibra. “Y esto, ¿a qué sustituye? ¿Al pollo?”, pregunta Margarita con la curiosidad desenvuelta.

Al aspecto físico le queda evolucionar para parecerse más a la carne. “La apariencia se puede mejorar con una inversión de tiempo y prototipos nuevos, pues desde el punto de vista del consumidor es muy importante”, señala Scionti. “Hay que adaptar los modelos tridimensionales para que sean más complejos, de forma que se diferencie la zona que imita a la grasa, la que imita al músculo o a otro tipo de tejido”.

En la imagen, los filetes generados pro la impresora.

En la imagen, los filetes generados por la impresora. CONSUELO BAUTISTA

Tampoco Scionti ve un problema en pulir el sabor y el color. “No me he preocupado nunca del sabor porque sabía que ya lo habían encontrado otras empresas”, comenta. “Tengo que colaborar con los grupos que ya han desarrollado la tecnología para dar el sabor, ver si esto coincide con el color e intentar que ambos se basen solo en componentes naturales”.

Por ahora imprimir 100 gramos de carne vegetal cuesta dos euros, aunque al escalar el sistema el precio se reducirá. La aprobación de las autoridades sanitarias para su consumo no requiere de un proceso complejo, pues se usan productos vegetales ya aprobados para su comercialización.

Scionti ve su sistema como una oportunidad para evitar la producción en masa de animales dedicados a alimentarnos. Pero también quiere presentar su proyecto a organizaciones como la FAO o el World Food Program, pues su carne se podría producir con unas propiedades específicas para combatir la desnutrición.

Estos pedazos de carne vegetal impresos en 3D también podrían moverse en un ambiente muy distinto. Scionti ha contactado con Ferran Adrià y con el centro de investigación de los hermanos Roca para tantear el terreno de la alta restauración: “A ellos les interesa algo que se parezca a un filete, pero sepa a un champiñón”, afirma. Esto se puede lograr con su tecnología y Barcelona parece un buen lugar para probarlo.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO
Advertisement
CLICK PARA COMENTAR

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PRESS

Inteligencia Artificial podría utilizarse para combatir comercio ilegal de la vida silvestre y reducir desperdicio de alimentos

Dinorah Navarro

Publicado

en

Las tecnologías digitales, como la Inteligencia Artificial, podría utilizarse para acabar con los desafíos globales como el comercio ilegal de la vida silvestre y reducir el desperdicio de alimentos.

Lo anterior forma parte de un programa de “confianza de datos”, el primero en el mundo, que se pondrá a prueba en el Reino Unido.

El gobierno invertirá más de 700 mil libras esterlinas para elaborar iniciativas que ayuden a combatir los problemas ambientales.

El financiamiento ayudará a organizaciones como Wildlabs Tech Hub, que se dedica a atender problemas de conservación a través de la tecnología, y WRAP, que es una organización benéfica que aplica una economía circular para reducir el desperdicio.

El objetivo de la inversión es intercambiar datos entre organizaciones de manera segura, justa y ética. El financiamiento es administrado por el Open Data Institute (ODI) y la Oficina de Inteligencia Artificial del Gobierno de Reino Unido (AI).

El gobierno también planea invertir 30 millones de libras esterlinas en el programa, a través de una asociación con Social Tech Trust, para establecer a Reino Unido como un líder mundial en tecnología para el bien social.

El Secretario Digital, Cultura, Medios y Deportes (DCMS), Jeremy Wright, dijo que “la tecnología ya había hecho nuestras vidas más fáciles de muchas maneras, pero aún existe un potencial sin explotar que podemos ofrecer para el bien social”.

Además, invertirá un millón de libras adicionales para incentivar a las organizaciones a utilizar la tecnología para ayudar a enfrentar la soledad y unir a las comunidades.  

Los planes para reducir el comercio ilegal de vida silvestre consisten en compartir datos de imágenes para ayudar a los oficiales de control de fronteras a identificar productos animales ilegales desde sus teléfonos inteligentes.

También considera el uso de datos de audio usando algoritmos para detectar sonidos como disparos o barcos de pesca ilegal que ingresan en áreas protegidas, por medio de alertas en tiempo real que se enviarán a los guardabosques.

La Inteligencia Artificial (IA) tiene “el potencial de revolucionar la conservación de la vida silvestre y fortalecer las herramientas tecnológicas necesarias para acabar con los delitos contra la vida silvestre”, afirmó Sophie Maxwell, de Wildlabs Tech Hub.  

El gobierno británico implementará otro programa que será supervisado por Open Data Institute (ODI), el Royal Borough of Greenwich y Greater London Authority,  que recopilaran datos a través de sensores y dispositivos en edificios que están registrados en el Programa de Ciudades Compartidas; este tercer piloto está financiado por Innovate UK a través del programa de Investigación y Desarrollo (I + D).

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO

PRESS

¿Nuevos robots reporteros?

Mayumi Flores

Publicado

en

A medida que los llamados “agregadores de contenido” se vuelven automáticos, el periodismo generado por máquinas parece empezar a desplazar muchas de las actividades realizadas por periodistas.

Según informes de Bloomberg News, en su redacción aproximadamente un tercio del contenido publicado utiliza alguna forma de tecnología automatizada.

El sistema utilizado por la agencia de medios, Cyborg, puede ayudar a los periodistas a elaborar miles de artículos sobre los informes de ganancias de la empresa cada trimestre. El programa puede analizar un informe financiero en el momento en el cual aparece y producir una noticia inmediata que incluye los hechos y cifras más relevantes.

Las máquinas no reemplazarán a los periodistas

“El trabajo del periodismo es creativo, tiene que ver con la curiosidad, se trata de contar historias, se trata de cavar y responsabilizar a los gobiernos, es crítico, y es ahí donde queremos que nuestros periodistas gasten su energía”, dijo Lisa Gibbs, directora de Asociaciones de Noticias para AP.

Siguiendo la lógica de Gibbs, la incorporación de Inteligencia Artificial en las zonas de trabajo servirá como herramienta para crear textos con los cuatro datos básicos (qué, quién, cómo, cuándo), mientras los periodistas dedican su tiempo a la creación de contenido que responda al por qué de los hechos, y que requiera una solución creativa más que automatizada. De hecho, la agencia AP fue uno de los pioneros en la adopción de IA desde 2014, con Automated Insights, una compañía de tecnología especializada en software de generación de lenguaje, con miles de millones de historias generadas por máquinas al año.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO

Apps

La aplicación que hizo del insomnio y del estrés un negocio multimillonario (y no es Netflix)

Mediatelecom Tecnología

Publicado

en

BBC Mundo-Rory Cellan Jones

Michael Acton Smith fue una de las primeras estrellas tecnológicas de Reino Unido cuando creó en 2007 el juego infantil Moshi Monsters que cosechó más de 80 millones de usuarios en 150 países de todo el mundo. Después se fue a California para empezar una nueva aventura.

Su aplicación de meditación y “mindfulness” (atención plena) -a la que llamó Calm (calma o tranquilidad en español)- acaba de lograr lo que ninguno de sus otros negocios habían concretado: alcanzar el estatus de “unicornio”. En otras palabras, una nueva ronda de financiamiento ha recaudado US$88 millones de los inversionistas, situando el valor de la startup en US$1.000 millones.

“Hace 21 meses estábamos nueve de nosotros en un apartamento de una habitación… ahora nos hemos convertido en el primer unicornio de salud mental del mundo“, me contó Acton Smith en una conversación telefónica desde San Francisco.

Calm, que fue nombrada “mejor aplicación del año” por Apple en 2017, comenzó enfocándose en la meditación, pero se ha extendido a otras cuestiones relacionadas con el bienestar, como curar el insomnio. Está disponible en español, inglés y alemán.

La función más popular es lo que Acton Smith describe como “historias para dormir para adultos”, leídos por actores como Stephen Fry o Matthew McConaughey.S

Michael Acton Smith
Michael Acton Smith es el fundador y director ejecutivo de de Calm.

La aplicación, que ha sido descargada más de 40 millones de veces, es gratuita, aunque en torno a un millón de esos usuarios paga unos US$70 al año para obtener contenido “premium”. Espera alcanzar unos ingresos de US$150 millones este año. Es un negocio rentable.

La última empresa tecnológica de Acton Smith antes de Calm fue Mind Candy. A través de ella desarrolló Moshi Monsters, una app resultó ser muy popular entre la audiencia infantil. Pero falló a la hora de adaptarse a la dinámica de los juegos para celular.

“Creció y cayó muy deprisa cuando los niños cambiaron (a otras plataformas)”, explica. Pero también dice que con Calm será diferente.

“Este no es el mundo voluble del entretenimiento. Calm seguirá funcionando en el futuro; en un año, en una década. El estrés no va a desaparecer“.

Tanto él como su socio fundador, Alex Tew -otro británico en Silicon Valley- aseguran que sus experiencias personales con el estrés y el insomnio les ayudaron a decidirse a arrancar Calm.

Alex Tew (izda) y Michael Acton Smith
Alex Tew (izda) y Michael Acton Smith tuvieron la idea de desarrollar Calm en base a sus propias experiencias.

Un mundo estresante

“Moshi fue una experiencia increíble”; dice Acton Smith.

“Pensé que íbamos a crear el nuevo Disney, y después todo cambió. Fue una etapa estresante y difícil”.

“Pasé muchas noches sin dormir, tuve dolores de cabeza, y fue durante ese tiempo cuando pude tomar perspectiva y comprender realmente qué era la meditación“.

Tew dice que él también experimentó los problemas con los que Calm trata de ayudar a la gente: “ansiedad, depresión, insomnio, todo el ‘pack'”.

Sin embargo, cuando le pregunto sobre si relación profesional con los expertos de salud mental, me contesta rápidamente que “no estamos en el negocio de ayudar a la gente a tratar problemas clínicos de salud mental”.

Calm se ha subido a la cresta de la ola del interés en técnicas para ayudarnos a lidiar con un mundo estresante.

Calm
Calm ofrece opciones para meditar y relajarse.

Podría ser una moda pasajera y habrá muchas preguntas sobre cuán efectiva es la meditación o las historias para dormir a la hora de tratar trastornos como el insomnio.

Pero Acton Smith dice que todo el mundo, desde los niños que tienen que hacer exámenes hasta los ejecutivos estresados o la gente mayor en residencias de ancianos, utiliza su app.

Tal vez fracasó a la hora de crear el “próximo Disney”, pero este emprendedor incansable parece seguro de que ahora puede hacer de Calm “el Nike para la mente”.

Esperemos que no pase muchas noches sin dormir en busca de ese objetivo.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO

VIDEO #1MTECH

Apple sucumbe a presión china y elimina ¡más de 25 mil apps de App Store!

#1MTech La información más relevante del día en menos de un minuto:Facebook es presionado por el gobierno de EUA para romper cifrado de Messenger.Apple sucumbe a presión china y elimina ¡más de 25 mil apps de App Store!#Apple #Messenger #Netflix #Youtube #extremista

Posted by Mediatelecom Tecnología on Tuesday, August 21, 2018
Advertisement

DÍA A DÍA

septiembre 2018
L M X J V S D
« Ago   Oct »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Trending