COMUNIDAD MEDIATELECOM

CULTURA DIGITAL

Decálogo para combatir el lenguaje deshumanizador en Twitter

La red social de micromensajes anuncia un programa para recibir peticiones de sus usuarios en aras de combatir a los «trolls»

Mediatelecom Tecnología

Publicado

en

ABC Tecnología-J.M.Sánchez

En 1971 se llevó a cabo un provocador experimento en Estados Unidos. Un grupo de investigadores, liderado por el afamado doctor Philip Zimbardo, estaba decidido a explorar la influencia de la vida humana en un entorno agresivo como una cárcel, pero aquello se fue de madre y tuvieron que interrumpirlo cuando no había transcurrido ni la primera semana.

Un entorno ciertamente hostil con es un centro penitenciario puede hacer encallar un proyecto de análisis sociológico. Pero aquel extraño episodio, que se ha extendido como inspiración a diversas obras culturales, sirvió para entender algunos conceptos acerca de una posible despersonalización.

Salvando las distancias como es obvio, las redes sociales han visibilizado una curiosa paradoja desde que son productos muy populares; la de cómo unos servicios digitales diseñados para acortar el mundo y establecer relaciones más próximas han acabado por implantar una constante duda sobre si hacen todo lo posible por reducir las voces discordantes.

El escritor hebreo Amos Oz, conocido por relatar los fanatismos entre árabes e israelíes, empleaba una frase muy visual para mostrar los extremismos: «cuando un líder, un escritor o un simple ciudadano se dirige a sus semejantes como parásitos o elementos indeseables, tarde o temprano esas personas serán tratadas sin dignidad humana».

Las plataformas de medios sociales se enfrentan a su mayor decisión de los últimos años: acabar con los «trolls» y acosadores, algunos maestros en la orden a la difamación, que empañan todas sus aportaciones a la sociedad. Son pocos, se cree, pero hacen mucho ruido. Forman parte de un caldo de cultivo que ha expulsado a muchos usuarios en los últimos años, algunos de ellos mentes brillantes que se han aburrido y hastiado de recibir un trato peyorativo continuamente en sus perfiles.

¿Es real o ficción? ¿El comportamiento inapropiado de algunos grupos de usuarios es el reflejo de una sociedad? ¿Es algo más? Twitter, una de las grandes plataformas sociales, empieza a marcar sus líneas rojas. Uno de los principales es «promover una conversación pública saludable», explican en un comunicado fuentes de la multinacional norteamericana, que acaba de anunciar una iniciativa: ha invitado a sus usuarios a definir la nueva política de uso del servicio para «abordar el lenguaje deshumanizador en la plataforma y minimizar el daño que éste pueda tener en el comportamiento fuera de Twitter».

Una estrategia que tiene visos de ser una prueba más de la escucha activa que promulga la compañía, pero que se desconoce realmente de qué manera lo van a aplicar. «Se trata de un ejercicio de transparencia y colaboración sin precedentes, que tiene como objetivo asegurar que las políticas atienden lo mejor posible a todos los usuarios», aducen las mismas fuentes. Esta iniciativa es, sin embargo, limitada; a partir del 25 de septiembre y hasta el 9 de octubre los usuarios podrán enviar sus comentarios a través de un formulario para ayudar a configurar la política que combata este lenguaje deshumanizador.

Twitter entiende por «lenguaje deshumanizador» como el uso del lenguaje que trata a los demás «como si fueran menos que humanos». Y pone ejemplos: cuando a otros se les niega la calidad humana (deshumanización animal) o la naturaleza humana (deshumanización mecanicista), así como incluir la comparación de grupos con animales y virus (animalistas) o la reducción de grupos a sus genitales (mecanicistas). La pregunta es clara: ¿de qué manera se puede reducir este comportamiento?

Registrarse con un documento identificativo

Esto es una solución extrema y puede chocar contra la naturaleza de internet, pero se ha barajado en muchas ocasiones cuando se han producido casos sangrantes. En sus inicios, la red social entregaba una insignia para verificar principalmente a las cuentas de grandes audiencias, famosos y personalidades célebres.

Era un indicativo que, posteriormente, se consideró incluso facilitar su registro a todo aquel usuario que compartiera a través de un formulario interno una serie de datos personales (nombre, apellidos reales, profesión y una imagen de un documento oficial), pero el caso de haber verificado a un usuario de ideología supremacista en Estados Unidos hizo saltar por los aires este programa.

Pedirle por obligación un documento como puede ser el DNI en España podría reducir el impacto de usuarios extremistas, pero podría chocar frontalmente con su estrategia comercial, es decir, que se produzca un éxodo de usuarios y que su audiencia -parte de su negocio- cayera hasta los suelos.

Eliminar cuentas extremistas con mayor celeridad

Aunque la compañía ha dado pasos importantes en este apartado, todavía se «cuelan» muchos usuarios extremistas y provocadores que se dedican a acosar, violentar o molestar a otros usuarios. Es importante, en ese sentido, que los usuarios se sientan cómodos a la hora de verter sus opiniones y no estar profundamente cuestionados de manera cruel y difamatoria. Grupos de ideología nazi, extremista o racista pululan a veces sin problemas en una red social que abandera la idea de comunicación global.

Reducir la visibilidad de los «trolls»

Otro de los mayores problemas de esta red social es que a veces da la sensación que los «trolls» campan a sus anchas sin problema alguno. Es más, tienen mucha visibilidad. Los encuentras por cada esquina cada vez que se ha producido un episodio vergonzoso. Es cierto que, en ese sentido, la multinacional ha realizado algunas medidas como por ejemplo hacer una «limpieza» de usuarios que no han completado sus registros de perfiles -lo llaman «cuentas congeladas»- pero tampoco es suficiente.

Mayor educación colectiva

Aunque esta propuesta es más transversal y no tiene mucha fuerza Twitter para liderarla, es de recibo inculcar a los usuarios más jóvenes sobre todo, aquellos que se incorporan a la sociedad y se abren sus primeros perfiles en redes sociales, elaborar un discurso positivista de marcado respeto al prójimo. El refranero español a veces acierta en sus planteamientos y, tirando de algunas de sus refranes, hay uno que bien se podría aplicar al comportamiento humano en plataformas sociales: «lo que no quieras para ti no lo quieras para los demás».

Mejorar el servicio de ayuda a las víctimas

Las víctimas y usuarios acosados se encuentran con una incertidumbre habitual; falta de apoyo institucional y una sensación perpetua de que cuando te sucede algo nadie mira por ti. Twitter dispone de una serie de formularios para este tipo de usuarios que se encuentran en problemas, pero sería interesante establecer un vínculo mayor con la empresa que, en fin, le proporcionas dedicación y tiempo de uso.

Impedir la creación de cuentas abusivas

Esta es una medida controvertida que puede levantar ampollas, pero sería cuestión de valorarlo detenidamente. De cara a «sanear» la conversación «tuitera» es importante apartar, sin lugar a dudas, a los usuarios más provocadores que cometen abusos. Evitar su desembarco para que sigan cometiendo follones y meterse en trifulcas dialécticas que no solo incomodan al público sino que a veces pueden incurrir en delitos.

Mejorar el formulario de denuncias

Es cierto que Twitter cuenta con un sistema de denuncias de acosos a las autoridades, pero en ocasiones están algo escondidos o los usuarios desconocen si realmente llega a buen puerto. Debe ser más claro, más conciso, más completo y más fácil.

Políticas más claras

Las políticas de uso de un servicio digital es, para entendernos, su libro de instrucciones, lo que se permite, lo que no, lo que está prohibido. Pero en la mayoría de veces el informe de condiciones se las redes sociales pecan de emplear un lenguaje farragoso y muy técnico, además de ser excesivamente extensos, que provoca que la gran inmensa mayoría de usuarios den a «aceptar» sin leerlos previamente. Y si lo hiciéramos quizás nos llevábamos una sorpresa. Por fortuna, el Reglamento General de Protección de Datos, que entró en vigor en mayo, se existe que sean más claras. Pero más tendrían que ser.

Mejorar buscador para no localizar mensajes extremistas

Enclavado en una postura anteriormente citada, Twitter es posible que haya acometido algunas reformas en los últimos años para reducir la visibilidad de los mensajes y cuentas extremistas, pero como la gente no es tonta suele localizar fácilmente esos controvertidos «tuits» gracias a su potente buscador, que cuenta con sistemas para afinar los resultados. ¿Sería posible, pues, que no aparecieran?

Ocultar mensajes de abusos o extremistas

De ahí que, tirando del hilo, cabe señalar que lo que no se ve no existe. Si esos mensajes de extremistas o denunciados no aparecieran ni en los hilos, ni en las menciones, ni en los «retuits» tal vez se dejara de alimentar a los «trolls», un tipo de usuario de internet que busca visibilidad como su pan de cada día. Si no reciben carnaza acaban por desaparecer.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO
Advertisement
CLICK PARA COMENTAR

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

CULTURA DIGITAL

Snoopy tendrá contenido exclusivo en el Netflix de Apple

Peanuts tendrá varios cortos, animaciones y programas especiales en la plataforma OTT de Apple

Mediatelecom Tecnología

Publicado

en

FayerWayer-York Perry

Malas noticias para los fans de Charlie Brown, Snoopy y todos los personajes de Peanuts. Un nuevo reporte prácticamente augura que tendrán que pagar otra suscripción por un servicio de streaming.

Apple no ha dicho nada oficial sobre el asunto. Pero todo 2018 se distinguió por la filtración del inicio de nuevas producciones; todas ellas destinadas a lo que sería su propia plataforma de streaming. Misma que competiría contra Netflix, Prime Video y similares.

peanuts

Ahora, un reporte de los colegas de Deadlineasegura que los amigos de Cupertino han firmado un acuerdo exclusivo con la gente de DHX Media; dueños de los derechos sobre Peanuts, para volverse material exclusivo de Apple.

La compañía se encargaría de producir cortos, series animadas y especiales que sólo podrían verse en esa plataforma OTT de streaming.

No se conocen mayores detalles sobre la producción de estos contenidos. Ni su fecha de estreno, ni la duración. Pero se especula que serán animaciones con enfoque didáctico, teniendo como público meta los niños.

Habrá qué esperar para confirmar todo. Pero de ser ciertos todos los rumores acumulados. Apple estaría apostando en serio para ganarle a Netflix.

Pero Disney+ no le hará la labor nada fácil. Eso es seguro.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO

CULTURA DIGITAL

Facebook ‘sobreperfila’ a sus usuarios para ofrecerles más anuncios

La red asigna miles de intereses a sus miembros para que los anunciantes tengan siempre audiencia disponible, según un nuevo artículo científico

Mediatelecom Tecnología

Publicado

en

El País-Jordi Pérez Colomé

¿Cuántos intereses en los que quiera gastar tiempo y dinero puede tener una persona? Miles, según Facebook.

Los intereses de los usuarios son uno de los modos más útiles para que los anunciantes escojan a su audiencia en Facebook. Las personas interesadas en “Caribe” y que “viajan con frecuencia” es más probable que vean resortsdominicanos.Es un servicio aparentemente útil porque ofrece anuncios más cercanos a la experiencia del usuario: “Hemos diseñado nuestro sistema de anuncios para que muestre menos anuncios irrelevantes (que es una de las grandes quejas [de los usuarios])”, decía en Twitter este jueves Rob Goldman, vicepresidente de anuncios en Facebook.

El 10% de los usuarios que más intereses tiene asignados va desde cerca de 1.000 a casi 9.000 preferencias

Pero la compañía, según un nuevo artículo científico, estira los intereses de los usuarios hasta que su valor puede quedar diluido. El número de intereses medio por cada usuario ronda los 300 y 350. Pero en el 10% que más intereses tiene asignados van desde cerca de 1.000 a casi 9.000. En el otro extremo, el 10% que menos intereses tiene, ve en Facebook anuncios relacionados con menos de 50 preferencias.

En Facebook, según explican a preguntas de EL PAÍS, no disponen de una cifra media de intereses para cada usuario.

Esta información sobre los intereses no es pública. Los investigadores crearon una extensión para Chrome y Firefox que, una vez descargada y dados los permisos, permite calcular el valor de cada usuario en Facebook según los anuncios que ve. Con esa extensión, de octubre de 2016 a mayo de 2018, han recogido una base de datos de 7 millones de anuncios destinados a más de 5.000 usuarios por 140.000 anunciantes.

El artículo Análisis a gran escala de la exposición del usuario a la publicidad online de Facebook, de Aritz Arrate, José González Cabañas, Ángel Cuevas, María Calderón y Rubén Cuevas, de la Universidad Carlos III, será publicado en las próximas semanas por IEEE Access, aunque aquí se puede consultar una versión pública previa, de la que EL PAÍS informa por primera vez.

Dos consecuencias

¿Qué consecuencias tiene este sobreperfilado? Tiene al menos una para usuarios y otra para anunciantes.

Una de las grandes ventajas de Facebook es su capacidad de microagrupar audiencias: ahí están separados los interesados en canicas, sellos austrohúngaros, colonias chinas y pájaros raros. Hay varios modos de cruzar datos para buscar audiencias en Facebook: por perfil (género, edad), por comportamientos (ahí dentro está lo que llaman “afinidad multicultural” para evitar “raza”, cuánto viajas, dónde has vivido o qué móvil usas) e intereses, que hay milllones.

Los anunciantes que pagan cada día para que sus anuncios lleguen a una audiencia necesitan cientos de miles de personas etiquetadas con las características que buscan. “Facebook necesita vender muchos espacios publicitarios”, dice Ángel Cuevas, uno de los autores. “Debe tener mucha flexibilidad para llenar esos espacios. Si los perfiles son muy estrechos, quizá haya usuarios que cuando se conecten no tengan nada para ellos, que haya anunciantes pero ninguno le apunte con su campaña. Si en cambio te hacen un perfil ancho, sirves para más cosas.”

Facebook solo usa de media algo más de un 20% de las etiquetas que pone a cada usuario

Facebook solo usa de media algo más de un 20% de las etiquetas que pone a cada usuario. El resto es morralla, aunque cada usuario tiene aparentemente su morralla necesaria para que los anunciantes encuentren a sus presas. Desde Facebook, justifican el sobreperfilado por el uso que hace cada cual de la red. “Que los usuarios tengan tantos intereses es bueno mientras los anunciantes no se den cuenta”, dice Cuevas.

Los intereses delicados

¿Por qué el exceso de tags puede ser un problema para un usuario? Es un asunto delicado. Esta semana se hizo viral una carta de Gillian Brockell, editoria de vídeo del Washington Post, a Facebook y otras redes donde pedía que no le mandaran más anuncios de maternidad porque había perdido a su hijo. La madre admitía que el algoritmo había detectado que había clicado en anuncios sobre ropa de bebé, que había escrito sobre su embarazo y con eso había empezado una lluvia de anuncios para premamás.

Pero el algoritmo no supo ver su desesperación cuando abortó: “Nunca pedí anuncios de embarazo o paternidad, estas compañías tecnológicas los lanzaron porque quisieron, basándose en información que compartí. Así que ahora lo que pido es que tengan alertas para apagar esta historia por sí mismas, basándose en la información que comparto”.

Es probable que lo último que quiera Facebook sea un botón para quitar a alguien del interés “paternidad”, que debe ser uno de los más rentables.

Para entender la precisión de la que Facebook es capaz, sabe decirte quién tiene la etiqueta de “homosexual” y está de visita en Afganistán: 4.600 personas

Este interés es doloroso en lo emocional y personal, y el problema fue que no se desactivó. En cambio, uno de los autores del artículo tuvo activado el interés “homosexual” o “Carlos Herrera” –siendo heterosexual y sin escuchar al presentador– durante unos meses. Otro investigador tiene activados los intereses “Hugo Chávez”, “Nicolás Maduro” y una universidad venezolana. En España es un riesgo menor la orientación sexual o ideología de un ciudadano, pero en Arabia Saudí hay 250.000 personas con la etiqueta “homosexual”. En Afganistán hay aún más. Para entender la precisión de la que Facebook es capaz, sabe decirte quién tiene la etiqueta de “homosexual” y está de visita en Afganistán: 4.600 personas.

El peligro de estos intereses es relativo. Facebook no vende esos datos, solo comercializa el acceso a esa audiencia. Pero hay estrategias para averiguar quién recibe esos anuncios. Por ejemplo, lanzar un anuncio, sortear algo valioso y pedir los datos para participar. Todo ello, además, con sobreperfilado de miles de etiquetas.

Por último, da una idea de la capacidad de Facebook de inferir detalles de nuestra vida. No siempre acierta, pero no sabemos si el motivo es porque no quiero perfeccionarlo más. ¿Cómo asigna intereses Facebook? Por los likes y los clics en Facebook. Aunque la red también recoge información de la web para cada usuario. Aquí cada usuario pude ver sus intereses asignados.

El artículo ha detectado también otros detalles. Los usuarios ven de media 70 anuncios por semana, 6 por sesión y 0,8 por minuto de navegación por Facebook. Eso implica que los anuncios representan entre un 10 y un 15% del tiempo consumido en Facebook.

Junto al sobreperfilado, los resultados dan otros dos datos muy interesante: uno, hay cerca de un 9% de usuarios que ven más anuncios que el resto. Y dos, para los anunciantes que alargan su campaña infinitamente, la probabilidad de que un usuario clique en un anuncio crece ligerísimamente cuanto más anuncios recibe. Es decir, el anuncio que más probabilidad tiene de recibir un clic es el primero.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO

Apps

WhatsApp limita el reenvío de mensajes a un máximo de cinco chats

WhatsApp busca con la limitación del reenvío de mensajes frenar la propagación de noticias falsas

Mediatelecom Tecnología

Publicado

en

El Mundo

WhatsApp tiene un problema con las ‘fake news’las noticias falsas o propagandaque tantos problemas están dando a apps de mensajería y redes sociales. Hay infinidad de casos en los que mensajes propagados sin un filtro han llevado a la muerte de personas, como ocurrió recientemente en México.

Por ello, la app de mensajería ha decidido limitar el reenvío de mensajes a cinco chats por persona. Esto es: un mensaje que hayas enviado o recibido sólo podrá llegar a otras cinco personas y/o grupos, lo que limita sobre el papel su alcance. Anteriormente, era posible hacer lo mismo con hasta 20 personas y/o grupos.

Es un límite que WhatsApp ya había impuesto en India, donde las autoridades ya habían denunciado e investigado la propagación de información falsa a través de la aplicación y habían puesto contra la pared al servicio. Ahora, las normas aplicadas en este país se imponen también al resto del mundo.

Esta nuevo filtro ya está funcionando en móviles con Android y que hayan actualizado a la última versión de WhatsApp. Los usuarios con iOS y teléfonos iPhone aún tendrán que esperar un poco más.

El razonamiento tras esta medida radica en que un usuario típico rara vez va a necesitar compartir un mensaje con más de cinco personas. Por lo general, quienes envían mensajes en masa lo que hacen es propagar spam, información de dudosa procedancia o cadenas de mensajes, por lo que WhatsApp prefiere evitar que eso ocurra de ahora en adelante.

Por supuesto, esta medida no impide que un usuario copie y pegue en un número ilimitado de ocasiones un mismo mensaje y lo mande así a todos los grupos que quiera. Lo que se limita con esta nueva medida es el uso del botón dedicado a este fin y que hace mucho más fácil toda la operación.

Durante 2018, WhatsApp ha visto cómo su aplicación se utilizaba para el acoso de comunidades y minorías en varios países del mundo, como India, México o Myanmar, de ahí que intenten mejorar su imagen y paliar en cierta medida estos problemas con actualizaciones y cambios en el uso de la aplicación.

Dado que reenviar mensajes de manera manual sigue siendo posible, no está claro el efecto que tendrá este cambio en las costumbres de los usuarios que intercambia mensajes en grupos masivos.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO

VIDEO #1MTECH

Apple sucumbe a presión china y elimina ¡más de 25 mil apps de App Store!

#1MTech La información más relevante del día en menos de un minuto:Facebook es presionado por el gobierno de EUA para romper cifrado de Messenger.Apple sucumbe a presión china y elimina ¡más de 25 mil apps de App Store!#Apple #Messenger #Netflix #Youtube #extremista

Posted by Mediatelecom Tecnología on Tuesday, August 21, 2018
Advertisement

DÍA A DÍA

septiembre 2018
L M X J V S D
« Ago   Oct »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Trending

Bitnami