COMUNIDAD MEDIATELECOM

POLÍTICA

El «yo confieso» por carta de Mark Zuckerberg

El fundador de Facebook reconoce en una carta de 229 páginas enviada ayer a los mismos senadores de Estados Unidos a los que no respondió en su día, cuando compareció en persona, que Facebook recopila datos con fines publicitarios cuando los usuarios salen de sus dominios e incluso hasta de quienes no tienen cuenta en su red social

Mediatelecom Tecnología

Publicado

en

ABC-J.M.Sánchez/P.Biosca

Dos meses después de someterse a un «tercer grado» en el Senado de los Estados Unidos (al que le siguió la comparecencia ante el Congreso y hace poco más de un mes su aparición en el Parlamento Europeo), el fundador y responsable de FacebookMark Zuckerberg, dirigió ayer una carta a los senadores para contestar a todas las dudas que en su día dejó sobre la mesa, siendo mucho más rotundo ahora en sus contestaciones.

«Los anunciantes, desarrolladores de aplicaciones y editores nos envían información a través de las herramientas publicitarias de Facebook, como el botón “Me gusta”»

Facebook guarda información tanto de sus usuarios como de personas que no tienen cuenta en esta red social a través de las páginas y aplicaciones que utilizan su herramienta de publicidad. Es decir, cada persona que se «pasea» por webs que tienen integrada su tecnología (sus anuncios con el típico botón de «Me gusta»), envía información a la plataforma, que a su vez utiliza para poner a punto y puliar su lucrativa tecnología publicitaria, su principal fuente de ingresos. Esta afirmación es mucho más explícita que la ofrecida ante el Senado, donde afirmó: «Puede que haya asuntos específicos sobre cómo usted usa Facebook, incluso cuando no está conectado, de los que hacemos un seguimiento para asegurarnos de que no esté infringiendo las políticas del sistema (…) Sé que la gente utiliza “cookies” en internet, y que las personas pueden asociar la actividad entre diferentes sesiones iniciadas».

«Nuestros socios nos proporcionan información de los usuarios fuera de Facebook, incluyendo datos sobre su dispositivo, los sitios web que visita, las compras que hace, los anuncios que ve, tenga o no una cuenta de Facebook»

Un apartado para la polémica. Zuckerberg confirma de esta manera que Facebook recopila datos incluso de los usuarios que no están conectados y de aquellos que no poseen cuenta, señalando a sus «socios», que son empresas anunciantes y desarrolladores de aplicaciones principalmente, como los «chivatos» de la ecuación. Y no solo de que ha entrado en determinada página, sino de su interacción dentro de la misma. Sin embargo, el dueño de Facebook matiza que no emplea los llamados «perfiles ocultos» para guardar información sobre aquellas personas que no tienen cuenta en Facebook.

«Agregamos esos registros para proporcionar resúmenes y puntos de vista a sitios web y aplicaciones sobre cómo visitan muchas personas sus páginas o cómo utilizan sus productos y características específicas, como nuestro botón»

Zuckerberg confiesa de esta manera que toda la información que recopila de la navegación fuera de Facebook después la comparte con sus empresas «socias» (las que se publicitan a través de su plataforma y con su tecnología), una respuesta mucho más concreta que la ofrecida en el Senado, donde dejó claro que su compañía «no vende datos», pero sin especificar hasta qué punto muestra su potencial informativo. «Si un navegador visitó cientos de sitios en los últimos cinco minutos, es una señal de que podría tratarse de un “bot”. Sería una muestra de estar ante una cuenta potencialmente falsa», afirma Zuckerberg en la misma respuesta por escrito, argumentando una defensa ante el mal uso de su plataforma por parte de los usuarios («echando balones fuera» de Facebook). Sin embargo, según afirma el estadounidense, no utilizan «datos de navegación web para mostrar anuncios a los no usuarios o almacenar perfiles sobre ellos».

«Sí. Recopilamos de ordenadores, teléfonos, televisores y otros dispositivos conectados»

La incógnita de hasta dónde se extienden los tentáculos de Facebook queda resuelta: cualquier equipo conectado de un usuario con cuenta en Facebook y que utilice la plataforma, no solo para navegar, sino para, por ejemplo, registrarse en una aplicación diferente a la red social, enviará información no solo acerca de su actividad, sino también sobre los dispositivos que utiliza (marca, modelo, frecuencia de uso e incluso «el nivel de batería», según explica en esta misma respuesta remitida al Senado) para tener un perfil más completo de esa persona. Hasta ahora, Zuckerberg nunca había sido tan rotundo en afirmar acerca de la cantidad de equipos que utiliza para «engordar» su lista de información acerca de los usuarios. De hecho, presencialmente en el Senado afirmó que «no podía asegurar» que su plataforma hiciese uso de dispositivos conectados que no estuvieran conectados a Facebook. «En general no lo hace, pero sí que usa Google o alguna aplicación de mensajería, siempre que el usuario lo permita», remató. De hecho, hace unos días se supo que la compañía otorgó «permisos especiales» sobre datos a fabricantes de dispositivos móviles.

«No sabemos cuántos usuarios compartieron datos con Cambridge Analytica, por lo que los 87 millones de afectados son una estimación muy conservadora»

Una de las críticas que más se repitió en todas las comparecencias de Zuckerberg (ante el Senado, el Congreso e incluso delante del Parlamento Europeo, donde Zuckerberg acudió a explicar de forma voluntaria el escándalo Cambridge Analytica de manera voluntaria hace apenas un mes) fue que Facebook no quería dar cifras exactas acerca de cuántos usuarios habrían visto sus datos personales comprometidos por el caso de la fuga de datos. Las primeras estimaciones contemplaron que 50 millones de personas habrían sido afectadas directamente, aunque poco después las cifras crecían hasta los 87 millones. En su nueva respuesta, el creador de la red social vuelve a rectificar y asegura que, en realidad, se desconoce el alcance del suceso y que, de hecho, las últimas cifras son «conservadoras».

«Hasta la fecha, se han suspendido alrededor de 200 aplicaciones. (…) Muchas son de “prueba” y nunca fueron accesibles, aunque nuestra investigación está en curso»

Aunque la auditoría que Facebook está realizando sobre las aplicaciones que operan en su plataforma y manejan gran cantidad de datos está en marcha, son los medios de comunicación y no la propia compañía quienes están filtrando algunos resultados preliminares. Si bien Zuckerberg informó de que 200 «apps» habrían sido eliminadas por ser sospechosas de recopilar datos como «This is your digital life» (herramienta de la que sacó Cambridge Analytica toda su información para luego influir en procesos políticos como las elecciones presidenciales de 2016 en EE.UU. a favor de Donald Trump o incluso el Brexit), no se habían facilitado los nombres concretos de estas aplicaciones para la opinión pública hasta ahora, donde se señala concretamente a desarrolladores como Kogan, AIQ, Cube You, the Cambridge Psychometrics Center y myPersonality. Con esta afirmación, además, se reconoce que existen más desarrolladores que utilizaron el mismo sistema para recopilar información.

«En 2017 tomamos medidas contra unas 370.000 aplicaciones, que van desde la imposición de ciertas restricciones a su eliminación. Por otra parte, hemos requerido que borren los datos a aquellos desarrolladores que han utilizado nuestros datos sin autorización»

Sin dar más datos, esta afirmación de Zuckerberg tiene implícita la confirmación de que otras aplicaciones a terceros han abusado de la información recopilada, si bien no se tiene constancia de que se haya avisado a los usuarios que se han podido ver envueltos en estas filtraciones. A pesar de que la compañía ha prometido informar de nuevas filtraciones, de momento solo ha confirmado un error informático que afectó a 14 millones de personas.

«Vamos a ofrecer a todos los mismos controles y ajustes, sin importar dónde vivan. Pero también seremos más sensibles a las normas regionales, para tener la flexibilidad de trabajar con los reguladores locales»

Zuckerberg se contradice en sus respuestas al Senado afirmando que, por un lado, se aplicarán las mismas políticas de privacidad en toda su plataforma a nivel mundial, pero que se atenderá a las normas específicas de cada país, como el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR por sus siglas en inglés), mucho más restrictivo que el norteamericano. La explicación de esta enrevesada cita está en el movimiento de la compañía antes de la entrada en vigor de la ley europea, que desplazó 1,5 millones de cuentas alojadas en Irlanda a sus oficinas en Estados Unidos. Algo por lo que Zuckerberg fue la diana de las críticas a pesar de que en el Congreso de su país aseguró que «los mismos controles de seguridad de Facebook estarán en todo el mundo».

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO
Advertisement
CLICK PARA COMENTAR

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Empresa

La web de control pactada entre Airbnb y Ada Colau ya tiene una demanda y viene de los anfitriones

La Asociación Acaba presenta una demanda colectiva contra la web de control propuesta por el Ayuntamiento de Barcelona y Airbnb por considerar que vulnera los derechos de los usuarios y que ocasiona una práctica desleal por parte de la tecnológica.

Mediatelecom Tecnología

Publicado

en

Hipertextual- Ara Rodríguez

La historia de Airbnb en España ha recorrido una senda similar a la de Uber, pero con competencias muy diferentes. Si para la compañía de transporte la batalla se libra con un rival que cuenta con una gran fuerza de presión en las esferas políticas, no es tanto el caso de la tecnológica de alquiler de pisos.

En la lucha contra las comunidades de vecinos sigue habiendo opiniones encontradas y fuerzas muy diferenciadas. Igualmente, no son pocos los Ayuntamientos que se han posicionado a favor de los vecinos de los diferentes barrios de las ciudades en su objetivo para acabar con lo que ya se conoce como “el efecto Airbnb”; o lo que es lo mismo, una supuesta subida de los precios del alquiler como consecuencia de la reducción de la oferta de viviendas disponibles en el centro de las ciudades.

Si bien es cierto que existe una honda expansiva que tiene como centro la actividad de la tecnológica, no hay que olvidar ciertas cuestiones económico-sociales de cada país para tener una magnitud completa del problema.

Sea como fuere, los Ayuntamientos de Madrid Canarias, Baleares o Valencia ya se han posicionado de una forma muy clara. Con prohibiciones totales en las regiones insulares o con la modificación de las condiciones de las licencias de vivienda vacacional en el caso de Madrid. Al otro lado de la historia se encuentra Barcelona. Una rara avis en lo que a esta historia de desamores entre ayuntamientos y tecnológicas se refiere.

Si bien Barcelona comenzó siendo una de las regiones que más batalló en contra de Airbnb de la mano de la alcaldesa de la ciudad, Ada Colau, también fueron los primeros en llegar a un acuerdo con la misma. Una web de control con los datos de los propietarios de las viviendas con licencia y así controlar la actividad de la compañía; esta era la oferta de Airbnb al consistorio. Desde entonces, la situación entre ambos ha cambiado para bien. No tanto así la posición de algunos vecinos de la región o, incluso, la de algunos propietarios de vivienda vacacional.

En este sentido, se ha sabido de demandas de vecinos, pero hasta la fecha ninguna de los anfitriones. Y es que a esta historia le ha salido un tercer amor: ahora, y de forma inédita, la Asociación Acaba (Asociación de Afectados por el Conflicto entre el Ayuntamiento de Barcelona y Airbnb), ha iniciado una demanda colectiva por las prácticas desleales de Airbnb. La web de control propuesta por la tecnológica al Ayuntamiento ha causado más dudas que beneficios a sus afectados. Dylan Tarín, portavoz de la asociación, explica a Hipertextual que surgen dudas sobre “qué datos se van a ceder al Ayuntamiento y qué va a hacer con ellos; es decir, que se trata de un acuerdo privado del que no se ha informado a los usuarios sobre sus términos y condiciones“.

Formado por 102 personas, el objetivo de ACABA es que las 5.000 sancionadas en Barcelona formen parte del movimiento. El Juzgado Mercantil nº 10 de Barcelona ha requerido, tanto a Airbnb como al Ayuntamiento, toda la información necesaria para determinar el por qué de las multas a los anfitriones de la plataforma.

“El Ayuntamiento tiene plazo hasta el 2 de noviembre para entregarnos la información; estamos a la expectativa de si va a facilitar el proceso, dado que son datos comprometedores para ellos también, que evidencian que han impuesto multas de forma salvaje injustificadamente”, explican Tarín.

Las prácticas desleales de Airbnb en su acuerdo con el consistorio, que ocasionan multas estratosféricas a sus usuarios, “se evidencian por una mala gestión de un conflicto entre una administración y una multinacional, en el que al final han salido perjudicados los ciudadanos”, añade.

Sin tener ninguna colaboración por parte del Ayuntamiento o Airbnb, y tampoco ninguna comunicación por su parte, el objetivo de la demanda -además de frenar el acuerdo que pone en riesgo la actividad de los propietarios- es que “Airbnb deje de anunciar pisos sin permisos que puedan ser susceptibles de sanción para proteger a los anfitriones más vulnerables, es decir, lo que alquilan su residencia habitual”, explica.

Se buscaría, en definitiva, responsabilidad de las plataformas sobre sus propios usuarios y su actividad y un control en el uso de los datos solicitados por el Consistorio.

De momento, habrá que esperar a la reacción de las partes implicadas, que se han mantenido al margen hasta la fecha, pero lo que sí está claro es que, en esta batalla contra la vivienda turística nadie contaba con este nuevo contrincante.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO

Empresa

Google pagará la multa de Europa cobrando a los fabricantes de móviles

El gigante de internet, que establecerá licencias de pago para incorporar sus aplicaciones, asegura que pretende adaptarse al cumplimiento de la decisión mientras esta se encuentre pendiente de apelación

Mediatelecom Tecnología

Publicado

en

ABC Tecnología-Europa Press

Google introducirá un nuevo acuerdo de licencias para la instalación de sus aplicaciones en móviles y tabletas dentro del Espacio Económico Europeo, además de ofertar por separado los permisos de aplicaciones móviles Google, la aplicación de búsqueda y el navegador Chrome, como respuesta a la multa impuesta por el Tribunal General de la UE por su posición dominante en el mercado dentro de dispositivos Android.

El gigante de internet ha comunicado estas nuevas medidas al Parlamento Europeo ante la sanción de 4.340 millones de euros que la Comisión Europea impuso en el mes de julio a Google. Con estos cambios, recogidos en una publicación ubicada en su blog oficial, la compañía pretende adaptarse al cumplimiento de la decisión mientras esta se encuentre pendiente de apelación.

La primera modificiación está relacionada con la separación de las licencias de Google para los dispositivos móviles. Así, según afirma la compañía, los fabricantes podrán adquirir de forma individual la tienda de aplicaciones de Google, sin necesidad de incorporar el buscador de la compañía o el navegador Chrome.

Con ello, no se forzará a la preinstalación del paquete completo de Google, aunque se introducirá un nuevo acuerdo de pago de licencias con los desarrolladores. Esto llevará a que, para incorporar las aplicaciones de Google a un dispositivo será necesario el pago de licencias, aunque según afirma la compañía el sistema operativo Android «se mantiene gratuito y de código abierto».

Junto a esto, la empresa también anuncia que ofertará licencias de pago separadas para la aplicación de búsqueda y para Chrome. Con ello, se fragmenta la licencia única de servicios Google en tres paquetes distintos. Además, Google no forzará a la preinstalación exclusiva del buscador de Google y el navegador Chrome, por medio de nuevos acuerdos. La empresa remarca que «como antes, se podrán preinstalar aplicaciones de la competencia».

La última de las medidas incluye la posibilidad de que los fabricantes de «smartphones» y tabletas desarrollen dispositivos con sistemas operativos bifurcados o «forked» para sus productos, basados en Android pero con las variaciones y la personalización que permite su código abierto, dentro del Espacio Económico Europeo.

La empresa emitió una respuesta a la Comisión Europea tras oficialiarse la sanción, en la cual defendían que tal abuso no existía y que «la innovación rápida, la amplia elección y la caída de los precios son los distintivos clásicos de la competencia robusta, y que Android los ha habilitado a todos» a través de los servicios de Google. Los cambios en cuanto a licencias entrarán en vigor el 29 de octubre para los dispositivos lanzados en el Espacio Económico Europeo.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO

POLÍTICA

Europa votará nuevas normas para proteger a trabajadores de la economía digital

Europa busca proteger los derechos de los trabajadores en la economía digital

Liliana Juárez

Publicado

en

El Comité de Empleo del Parlamento Europeo votará el próximo 18 de octubre nuevas normas para proteger los derechos de los trabajadores que operan plataformas digitales.

La propuesta está enfocada en aquellos que trabajan a través de plataformas y aplicaciones. De acuerdo con CorCom, la propuesta normativa incluye información sobre los términos contractuales, la duración de los periodos de prueba, la capacitación, entre otros.

Uno de los temas más importantes de la iniciativa es la retribución.

Según los miembros de la Comisión, los trabajadores de la plataforma no siempre reciben salarios adecuados.

Un estudio de Morgan Chase Institute reveló que las ganancias mensuales (promedio) están cayendo drásticamente: en 2013 fueron de 1,469 dólares, pero en 2017 cayeron a 783 dólares (53%).

Cabe señalar que las ganancias de aquellos que trabajan con plataformas de alquiler (como Airbnb, Turo y Parklee) aumentaron sus ganancias hasta 69 por ciento.

Recientemente, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) publicó un estudio en el cual revela que los derechos de los trabajadores no se respetan en nuevas formas de trabajo a través de plataformas digitales como Amazon o Mechanical Turk.

Algunos países como Italia han implementado leyes que protegen a los trabajadores, como el “contrato de logística nacional” que se aplica a los pasajeros a partir de julio de 2018.

El acuerdo establece un marco de derechos claros como protección salarial, seguros y beneficios de seguridad social típicos de la relación laboral.

Te recomendamos: Italia: Lazio prepara ley para trabajo digital en plataformas

El acuerdo es un paso importante, pero debe lidiar con la nueva realidad de trabajo de la economía. Los sindicatos también han intervenido. Riders Union Bologna fue uno de los primeros en señalar la “Carta de los derechos fundamentales del trabajo digital en el contexto urbano”.

Primer acuerdo territorial metropolitano europeo sobre la economía del concierto.

 

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO

VIDEO #1MTECH

Apple sucumbe a presión china y elimina ¡más de 25 mil apps de App Store!

#1MTech La información más relevante del día en menos de un minuto:Facebook es presionado por el gobierno de EUA para romper cifrado de Messenger.Apple sucumbe a presión china y elimina ¡más de 25 mil apps de App Store!#Apple #Messenger #Netflix #Youtube #extremista

Posted by Mediatelecom Tecnología on Tuesday, August 21, 2018
Advertisement

DÍA A DÍA

junio 2018
L M X J V S D
« May   Jul »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Trending

Bitnami