COMUNIDAD MEDIATELECOM

TENDENCIAS

Nuevo FaceID reconocerá mediante las venas del usuario en próximos iPhones

Mediatelecom Tecnología

Publicado

en

Transmedia

Apple dice que abandonó todo el trabajo en un sensor Touch ID incorporado tan pronto como vio lo bien que Face ID era.

Algunos incrédulos se preguntaban si la verdadera razón podría haber sido que un lector de huellas digitales incrustado en la pantalla simplemente no funcionaba bien, pues las pruebas hechas en el teléfono Vivo X20 que usa tecnología Synaptics, ha dejado a Apple satisfecho con sus propios sensores.

Y aunque parezca propio de una película de ciencia ficción, y en línea con ello, la firma ha inscrito una nueva patente que detalla la tecnología biométrica avanzada denominada “Imágenes de venas mediante la detección de radiación pulsada” ya ingresada en la Oficina de Patentes y Marcas de EE.UU.

Esencialmente corresponde a un sistema que puede escanear y analizar los vasos sanguíneos debajo de la superficie de la piel de un usuario.

Usando un transmisor óptico, el sistema emitiría pulsos de luz infrarroja hacia un objetivo, como una parte del cuerpo humano.

Esta luz infrarroja penetraría en la piel y se reflejaría en los vasos sanguíneos de un usuario. El sistema leería la luz reflejada con un sensor que puede leer la luz infrarroja.

Si bien se lee como algo más cercano a tecnología médica, Apple señala específicamente en la patente que podría aprovecharse para su uso en plataformas de autenticación, como por ejemplo la mano de un usuario, la cual podrá servir para una seguridad biométrica precisa debido a la “complejidad de los patrones de vetas”.

Idea gráfica de cómo Apple plantea mejorar su tecnologia Face ID

Pero no son solo las manos las que podrían usarse para desbloquear un dispositivo, pues varias de las imágenes de patente también muestran el sistema de escaneo de venas que se usa en la cara de una persona.

EN BÚSQUEDA DE LA PERFECCIÓN
Los patrones de vasos sanguíneos en una mano o rostro humano son extremadamente únicos. Incluso difieren entre gemelos idénticos.

Eso significa que la autenticación falsa de los gemelos podría mitigarse, algo que ha sido un poco complicado para Face ID.

El sistema también podría hacer que sea casi imposible engañar al reconocimiento facial con máscaras de alta calidad y si se llegase a implementar, el sistema podría ayudar a eliminar algunos de los principales problemas con la plataforma Face ID.

El sistema sería sin contacto y Apple señala que esto elimina algunas de las “preocupaciones higiénicas” de la biometría táctil, como las huellas dactilares.

En el último tiempo Apple ha estado muy activa inscribiendo patentes y muchas de ellas nunca terminan siendo utilizadas.

Es posible que Apple podría introducir un nuevo sistema biométrico sin contacto que podría escanear la mano de un usuario.

Aunque no está directamente relacionado, este tipo de tecnología parece alinearse bastante bien con los rumores de “controles de gestos sin contacto” para futuros iPhones.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO
Advertisement
CLICK PARA COMENTAR

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

TENDENCIAS

Pensó que era buena idea meter a su perro a la lavadora y subirlo a las redes… pero ganó el odio de todos

Una chica subió un video de su perro atrapado dentro de una lavadora, pero las reacciones que causó en su audiencia no fueron lo que esperaba

Mediatelecom Tecnología

Publicado

en

FayerWayer-Miguel Reyes

Hace unos pocos días, una chica decidió subir un video a redes sociales que le pareció gracioso. Con no más de 11 segundos de duración, el video mostraba a su perro, dentro de una lavadora, intentando salir. “¿Va a tener traumas de grande?” preguntaba una encuesta que acompañaba al video.

Tamara Rotman, la dueña del perro, eliminó el video de Instagram al darse de cuenta de que se había vuelto viral, y que la había dejado con una imagen bastante negativa (por decirlo amablemente). Sin embargo, el video ya había sido copiado y compartido alrededor de redes, por otros usuarios que comenzaron a acusar a Rotman de abuso animal.

Fue entonces que comenzaron las amenazas a traves de Twitter. Desde acusaciones acerca de lo “estúpida y horrible que eres” hasta promesas de asesinato y violación. Rotman recibió tantas amenazas que decidió realizar una publicación en la cual explicó la situación. Desde la realidad de su relación con su perro, “Cuco”, hasta como las personas que viralizaron el video cortaron la conclusión del mismo, en donde salía de la lavadora fácilmente y completamente a salvo.

Ni yo ni Cuco sentimos esa agresión de la que tanto se habla. El perro no estuvo más de 10 segundos ahí adentro, aclarando que el lavarropas estaba apagado. Además, en el video que subí se veía cómo salía a los dos segundos, pero la chica que lo hizo público decidió cortarlo para dejarme peor parada. Fue una picardía que no pensé que iba a tener estas consecuencias.” afirmó Rotman.

Sin duda no fue la mejor idea para una broma, por parte de Rotman. Pero la respuesta que provocó de aquellos que ahora la amenazan es exagerada.

 

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO

TENDENCIAS

La era en la que robots influencian a humanos

Aumentan en Instagram los seguidores de cuentas protagonizadas por humanoides

Mediatelecom Tecnología

Publicado

en

El País-Francesco Rodella

La era de la inteligencia artificial ya está en marcha desde hace tiempo también en las redes sociales. Miquela Sousa aparece en Instagram como una chica de pelo moreno y pecas. Tiene 19 años, según consta en su cuenta. Asegura que su familia son un hombre llamado Trevor y una mujer de nombre Sara. Dice ser música, luce prendas que marcan tendencia e incluso se implica en causas sociales, por ejemplo en apoyo a la comunidad LGTBI o a los sintechos, como se aprecia en su descripción. Casi a diario cuelga posts donde expresa sus sentimientos y enseña su vida a los 1,3 millones de seguidores actuales. En realidad, Trevor McFredies y Sara Decou son los cofundadores de la start-upBrud. Y Miquela es una robot virtual creada por esta compañía. No es la única humanoide presente en las redes y el número creciente de seguidores de cuentas como la suya llama la atención sobre un nuevo fenómeno viral

“Cada vez la tecnología se está acercando más al ser humano y esto también es un fenómeno que se va a trasladar a las redes “, afirma Rafaela Almeida, autora del libro Influencers, la nueva tendencia del marketing online.“Estos personajes llaman la atención porque son una nueva forma de comunicarse en Instagram que no en el mundo digital, donde los avatares llevan mucho tiempo funcionando”, agrega Ana Maestre de Okiko Talents, una de las primeras agencias españolas dedicadas a la gestión de personajes de tendencia en redes sociales y de sus relaciones con las marcas. Maestre cita entre los instagramers no humanos existentes también a Shudu, creada por el fotógrafo Cameron-James Wilson y definida en su cuenta Instagram “la primera supermodelo digital”. “La tecnología, la robótica y la novedad” generan mucha fascinación, y eso empuja a crear personajes reales o ficticios que permiten jugar con eso, según Almeida.

La cuenta de Miquela lleva dos años presente en Instagram. En muchos posts el avatar sale con ropa de marcas como Prada, Supreme o Diesel. A veces aparece en compañía de modelos y otros personajes de tendencia. Hasta existe un perfil en Spotify con algunas canciones asociado a esta humanoide. Miquela ha sido también citada repetidamente en distintos medios. En junio de este año, la revista Time la incluyó en el listado de los 25 personajes más influyentes en Internet de 2018. Al principio no todos tenían claro que no se trataba de un ser humano. “Cuando empecé, la pregunta siempre era: ¿Miquela es una persona real?”, se lee en uno de los posts que aparecen firmados con el nombre del personaje.

En el pasado abril, la cuenta de Miquela sufrió un supuesto ataque por parte de un avatar llamado Bermuda, según reconstruyó la revista The Cute. Este segundo personaje, presuntamente creado por una compañía de inteligencia artificial que apoya a Donald Trump llamada Cain Intelligence, salió en posts desde la cuenta de Miquela en los que la insultaba y le espetaba a que declarara su identidad no humana. En los días siguientes, apareció un mensaje en el que Miquela confesaba que no era un ser humano y sus creadores eran los miembros de la compañía Brud. Tras este episodio, Miquela ha aparecido con frecuencia en sus posts junto a Bermuda. También ha salido en distintas ocasiones con el avatar de un personaje masculino llamado Blawko22también creado por Brud. En este periodo, el número de seguidores de las tres cuentas no ha parado de crecer.

La compañía Brud aseguró en Instagram que es un colectivo de artistas de Los Ángeles especializado en la “creación y gestión de talento artificialmente inteligente”.  En un comunicado aparecido tras el supuesto ataque a Miquela, la start-up afirmó que había sido contactada por Cain Intelligence para crear el producto de inteligencia artificial más avanzado del mundo. Según esta versión, al descubrir que el objetivo de esta compañía era crear un objeto sexual, Brud robó el prototipo de humanoide y desarrolló a Miquela, un robot “vivaz, valiente y bueno” programado para sentir empatía con los seres humanos. Brud pidió disculpas por no haber quitado antes todas las dudas sobre la naturaleza de Miquela. En la página web de Cain Intelligence apareció una nota donde se descartaba que la compañía hubiese participado en la creación del personaje.

¿Una nueva frontera del marketing?

El entramado de relaciones entre estos personajes virtuales y sus creadores tiene ingredientes de ciencia-ficción. Al pinchar en el enlace relacionado con la página web de Brud, se abre un documento de Google, donde aparecen los nombres de los integrantes de la start-up y se afirma que Miquela “es tan real como Rihanna”. Este periódico ha dirigido a Brud algunas preguntas, pero finalmente la compañía ha preferido no contestar. Tampoco Cain Intelligence ha contestado a las preguntas sobre su actividad y su posible vinculación con Brud.

EL PAÍS también ha preguntado a distintas ONG, personajes y marcas que aparecen en la cuenta de Miquela si tienen con Brud algún tipo de vinculación o acuerdo comercial. De momento, solo una marca ha contestado. La respuesta ha sido: “No comment”. Instagram, por su lado, ha afirmado a través de un portavoz que “por política” no comparte detalles sobre administradores ni opina sobre cuentas en particular. También asegura que no hay políticas específicas para personajes generados por ordenador. Las normas de transparencia de esta red social imponen que el creador de un contenido comercial etiquete a las marcas que aparecen en él “en los casos en los que se haya registrado un intercambio de valor entre un creador o un editor y un socio comercial”. En muchos posts de las cuentas de Miquela, Blawko22 y Bermuda hay etiquetas de alguna marca.

“Las agencias y las empresas tienen claro que esto llama la atención. ¿Por qué no enseñar un robot humanoide que está vendiendo productos o que está explicando cosas? Es una tendencia más dentro de todo el mercado que hay”, afirma la experta Rafaela Almeida. “Para las marcas, lo más interesante de estos perfiles es que permiten adaptar mejor los contenidos a sus propias necesidades, ya que se puede moldear su persona según interese”, agrega Ana Maestre de Okiko Talents.

Maestre cree que todavía es temprano para entender si usar humanoides para la promoción de productos comerciales puede ser una estrategia rentable a larga escala. “Hay marcas muy jóvenes o muy tecnológicas con los que si puede funcionar bien, pero es una planteamiento más puntual que un modelo de negocio establecido”. afirma. Actualmente, asegura, Okiko Talents prefiere perfiles de influencers humanos cuya personalidad les haga “únicos”. Pero admite que “la tecnología y la forma de trabajar varía a marchas forzadas, por lo que no podemos descartar que se cree uno verdaderamente interesante que pueda llegar a ser parte de nuestra plantilla”.

LÍMITES DE LEGITIMIDAD EN LA PUBLICIDAD EN REDES

En opinión de Rafaela Almeida, experta en personajes influyentes en las redes sociales, no todos los seguidores de cuentas como Miquela son conscientes de que no se trata de un personaje humano, pero que lo que busca la gente es “entretenimiento, y da igual que sea un robot o una actriz”. La experta cree que es lícito que una marca pueda adoptar una estrategia de márquetin con humanoides, siempre y cuando quede patente que se trata de publicidad.

Para Ana Maestre de Okiko Talents, no dejar claro que un personaje es un robot “no es legítimo y no debería hacerse si el objetivo es engañar, entre otras cosas porque sería establecer un perfil inalcanzable como algo real a lo que aspirar y eso puede ser muy dañino”. Maestre cree que hasta ahora los creadores y las marcas no han escondido el origen virtual de los instagramers humanoides. “Si eso cambiase, habría que plantearse cómo afrontarlo”, afirma.

Almeida recuerda que la regulación de las actividades lícitas en Internet todavía tiene muchos vacíos legales. En muchos casos, afirma, es difícil identificar el tipo de relación comercial existente entre socios que desarrollan sus negocios en la red. “Se están buscando fórmulas, sobre todo cuando hay una facturación de por medio”, asegura.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO

TENDENCIAS

Fembots: los estereotipos femeninos marcan la tecnología

Los asistentes virtuales Siri y Alexa o el androide más avanzado del mundo, Sophia, comparten un género que, en realidad, no existe

Mediatelecom Tecnología

Publicado

en

ABC Tecnología-Patricia Biosca

Piensen en robots en el cine o en las series. Seguramente su imaginario les lleve hasta un fornido Arnold Schwarzenegger en «Terminator» o al ciborg-policía «Robocop». Como ejemplos más actuales, tenemos a los moradores de la serie «Westworld», toda una sociedad de androides creados para dar rienda suelta a los instintos más bajos del hombre, desde perversiones sexuales a la violencia extrema.

Ahora busquen entre todos estos referentes robots con aspecto femenino. Continuando con la moderna serie de HBO, el papel de la «fembot» se limita a damiselas en apuros o prostitutas. Lo mismo que ocurre en películas consideradas «de culto» como «Blade Runner», donde sus protagonistas femeninas son o bien modelos «de placer» y entrenados para la prostitución; o secretarias que se ven envueltas en una guerra que les queda muy grande y para la que necesitan ser salvadas.

En la actualidad, este patrón servil de la mujer que se refleja en las películas ha traspasado la pantalla: los asistentes virtuales tienen nombres y voces femeninas, como Alexa o Siri; triunfan en internet modelos digitales como Shudu, que acumula 130.000 seguidores en Instagram y es parte de una agencia que solo trabaja con maniquíes que existen únicamente en el plano online; o el negocio de las muñecas sexuales a las que se las puede dar diferentes personalidades y que cuentan con inteligencia artificial para responder a los estímulos como si fueran mujeres reales (con la «ventaja» que no lo son y el terreno de la legalidad es mucho más difuso).

Caras y voces bonitas

«No es el cine o la tecnología los que cosifican, sino la sociedad. Y lo hace a través de la concepción androgénica que construye lo que cada cual debe ser», explica Isabel Tajahuerce, profesora de Comunicación y Género de Universidad Complutense de Madrid y directora del Seminario de Investigación sobre biotecnología, bioética, robótica y simulaciones, donde se abordan este tipo de cuestiones desde una perspectiva de género y de la comunicación. Continuando con el ejercicio imaginativo, Tajahuerce propone pensar acerca de robots que se utilizan en el rescate de personas, por ejemplo. «A estos no hace falta ponerles una cara bonita o una voz agradable, y encima se les presuponen unos rasgos varoniles», señala.

«A estos no hace falta ponerles una cara bonita o una voz agradable, y encima se les presuponen unos rasgos varoniles»

Por el contrario, algunas máquinas de tabaco nos dan las gracias por nuestra compra con voz melosa y femenina; o incluso Sophia, el robot humanoide más avanzado del mundo, responde de forma dulce y su cara está dentro del canon que la sociedad actual reconoce como atractivo para una mujer. ¿Cuál es el motivo de que esto ocurra? Que hay que ponerle cara al papel de servilismo que ese robot va a desempeñar, según la experta. «Se establece una imagen para el rol que no es necesaria en los robots de rescate, porque no están construidos para eso», incide alegando que, a pesar de todo, la mayoría de las veces se cae en esta «“cosificación» de la mujer, incluso la robótica, «por desconocimiento, no por intencionalidad. Y eso es muy peligroso».

Sin embargo, para Tajahuerce, la tecnología no es el nuevo yugo esclavizador de la mujer. De hecho, es al contrario. «Imagina lo que era para una madre con seis hijos tener que lavar la ropa de toda la familia. La lavadora para las mujeres significó la salvación. Las máquinas no son malas y me da miedo esa visión catastrofista del futuro», sentencia.

Visión de futuro

Volviendo al plano cinematográfico, las creaciones audiovisuales devuelven imágenes de mañanas apocalípticos en los que la tecnología ha deshumanizado al hombre y ha convertido a la mujer en un objeto que se muestra en futuristas lupanares, precisamente como los de «“Blade Runner».

«¿Por qué tiene que ser irremediablemente una visión desastrosa y profundamente machista?», se pregunta la experta, quien cree que la educación, a nivel de universidades que crean a futuros maestros, así como la responsabilidad de los medios de comunicación, es la clave. «Todo depende de que haya una formación con perspectiva de género, que hasta ahora no se ha dado, y que se aplique a todos los niveles: desde la universidad a los estudios sobre aplicaciones de inteligencia artificial». Y quizá así los robots pierdan una sexualización que solo el ser humano percibe.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO
Advertisement

DÍA A DÍA

mayo 2018
L M X J V S D
« Abr   Jun »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Trending

Bitnami