COMUNIDAD MEDIATELECOM

CULTURA DIGITAL

Las máquinas ya son capaces de analizar las células cerebrales

Mediatelecom Tecnología

Publicado

en

El Economista

En los primeros días de la investigación de neurociencia, los científicos tiñeron concienzudamente las células del cerebro y dibujaron a mano lo que vieron en un microscopio. Ahora, en 2018, las máquinas pueden aprender cómo hacer ese trabajo.

Según un nuevo estudio publicado en Cell, es posible enseñar a las máquinas a distinguir las características de las neuronas y otras células que no se han manchado o sufrido otros tratamientos dañinos. El estudio fue parcialmente financiado por el Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares (NINDS), parte de los Institutos Nacionales de Salud estadounidenses.

“Este enfoque tiene el potencial de revolucionar la investigación biomédica -apunta Margaret Sutherland, directora del programa en el NINDS-. Los investigadores ahora están generando cantidades extraordinarias de datos. Para los neurocientíficos, esto significa que las máquinas de entrenamiento para ayudar a analizar esta información pueden ayudar a acelerar nuestra comprensión de cómo se juntan las células del cerebro y en aplicaciones relacionadas con el desarrollo de fármacos”.

Un plato, o cultivo, de células neuronales parece uniforme a simple vista y no se pueden ver en él las diferentes células individuales. Desde finales del siglo XIX, cuando los neurocientíficos pioneros, Santiago Ramón y Cajal y Camillo Golgi, dibujaron los primeros mapas del sistema nervioso, los científicos han estado desarrollando tintes y métodos de tinción para ayudar a distinguir las estructuras en el cerebro, incluyendo diferentes tipos de células y su estado de salud.

Sin embargo, muchos de estos métodos involucran químicos fuertes que fijan, o congelan, las células en un estado antinatural o dañan las células vivas después de que se han aplicado varios tintes. Las técnicas tradicionales también limitan los detalles que los científicos pueden observar.

Un equipo dirigido por Steven Finkbeiner, director e investigador principal de los Institutos Gladstone en San Francisco, Estados Unidos, y profesor de Neurología y Fisiología en la Universidad de California, San Francisco, exploró si se podría capacitar los ordenadores para identificar estructuras en células no teñidas. “Todos los días nuestro laboratorio creaba cientos de imágenes, mucho más de lo que podíamos ver y analizar. Un día, un par de investigadores de Google llamaron a nuestra puerta para ver si podían ayudarnos”, relata el autor principal del estudio, el doctor Finkbeiner.

Los investigadores utilizaron un método llamado Deep Learning, que se basa en los principios del aprendizaje automático, un tipo de inteligencia artificial en el que las máquinas pueden aprender de los datos y tomar decisiones. El software de reconocimiento facial es un ejemplo de aprendizaje automático. Usando Deep Learning, el equipo de Finkbeiner entrenó un programa de ordenador para analizar las células cerebrales al mostrar imágenes manchadas y no teñidas. Luego, para probar si el programa había aprendido algo, los autores lo desafiaron con nuevas imágenes sin etiqueta.

Diferenciar células muertas de vivas

Después de la primera ronda de entrenamiento, el programa identificó dónde se ubicaban las células en el plato de cultivo al aprender a detectar el núcleo de una célula, una estructura redonda que contiene información genética y sirve como centro de comando de la célula.

Durante experimentos adicionales, el equipo aumentó la complejidad de las características que el programa estaba buscando y lo entrenó con éxito para distinguir las células muertas de las células vivas, así como para identificar tipos específicos de células cerebrales. Además, el programa aprendió a diferenciar entre axones y dendritas, que son dos tipos específicos de extensiones en neuronas. El programa tuvo éxito en la predicción de estructuras en el tejido no marcado.

“Deep Learning toma un algoritmo, o un conjunto de reglas, y lo estructura en capas, identificando características simples de partes de la imagen, y luego pasa la información a otras capas que reconocen características cada vez más complejas, como patrones y estructuras. Es una reminiscencia de cómo nuestro cerebro procesa la información visual -dice Finkbeiner-. Los métodos de Deep Learning pueden descubrir mucha más información de la que se puede ver con el ojo humano”.

Finkbeiner y su equipo notaron que el principal inconveniente del uso de esta tecnología es que los conjuntos de datos de capacitación deben ser muy grandes, idealmente alrededor de 15.000 imágenes. Además, puede haber un riesgo de sobre-entrenamiento de los programas, que se vuelven tan especializados que solo pueden identificar estructuras en un conjunto particular de imágenes o en imágenes generadas de una manera particular, y no hacer predicciones sobre imágenes más generales, lo que podría limitar el uso de esta tecnología.

Finkbeiner y sus colegas planean aplicar estos métodos en la investigación centrada en la enfermedad. “Ahora que demostramos que esta tecnología funciona, podemos comenzar a utilizarla en la investigación de enfermedades. El aprendizaje profundo puede detectar algo en las células que podría ayudar a predecir los resultados clínicos y puede ayudarnos a detectar posibles tratamientos”, afirma Finkbeiner. Se necesita más investigación para refinar la tecnología y hacer que esté más ampliamente disponible.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO
Advertisement
CLICK PARA COMENTAR

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Apps

Cómo escapar de los atascos gracias a Google Maps

La aplicación es un gran aliado para conocer el estado del tráfico casi en tiempo real

Mediatelecom Tecnología

Publicado

en

ABC Tecnología

Todas las mañanas te levantas con la misma rutina. Toca ir a trabajar y, si vas en coche, los atascos en las grandes ciudades son muchas veces inevitables. Pero, ¿y si pudieras evitarlos? Con Googlepuedes.

Google Maps es un gran aliado para conocer el estado del tráfico casi en tiempo real. De tal manera que puede avisarte de si hay algún incidente que pueda provocar que llegues tarde a tu cita o a trabajar en tu recorrido habitual. Así podrás buscar otras rutas alternativas y llegar a tiempo.

Para ello, entra en «Ajustes de desplazamiento» en la aplicación. Ahí, configura las rutas que habitualmente hagas, como la de casa al trabajo. Después, elige el medio de transporte: en coche (si vas en transporte público, activa esta opción y tendrás el mismo servicio: Google Maps te avisará de los retrasos que pueda haber en trenes, autobuses, etc.).

Pulsa «Siguiente» y rellena los campos que te indica: horario de salida y llegada al trabajo, para que Maps pueda adaptarse a tus rutinas con el tiempo.

Regresa a «Ajustes de desplazamiento» y activa la opción «Recibir notificaciones sobre desplazamientos habituales».

A partir de este momento, y a medida que Google Maps vaya aprendiendo de tus rutinas, recibirás notificaciones en el que caso de que, por ejemplo, haya atasco en tu camino habitual, por lo que podrás buscar una ruta alternativa.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO

CULTURA DIGITAL

Modo avión o apagado: ¿qué hago con mi móvil cuando me vaya a dormir?

Para ayudarte a elegir qué opción es mejor, vamos a explicarte cada una de ellas con detalle

Mediatelecom Tecnología

Publicado

en

ABC Tecnología

Es hora de irse a la cama. El móvil nos acompaña hasta la mesita de noche. Y, ¿para qué? Todo depende de cómo dejemos el «smartphone» a la hora de irnos a dormir. Hay quien opta por dejarlo encendido, sin sonido, por si sucede algo. Otros, prefieren desconectarlo. Pero «¿lo apago directamente o activo el modo avión?», se pregunta más de uno, especialmente los usuarios de mayor edad. Para ayudarte a elegir qué opción es mejor, vamos a explicarte cada una de ellas con detalle.

Para empezar, si eres de los que se lleva el móvil a la cama, deja de hacerlo. Según un estudio, estar delante de la pantalla del terminal mirando Facebook, Instagram o Google, interfiere con la región del cerebro que nos prepara el sueño, de tal manera que cualquier actividad excitante, hace que tengamos menos ganas de dormir.

Apagar el terminal es la opción más radical y simple por la que podemos optar, que corta de raíz con la posibilidad de que alguien pueda llamarte por la noche o mandarte un mensaje que pueda interferir en tu descanso. Por unas horas, volverás a estar «incomunicado».

¿Sonará la alarma?

De hecho, ya no hay la más mínima excusa para apagarlo porque los terminales más actuales te permiten poner la alarma aunque lo desconectes. Antiguamente, esta opción no era posible y si desconectabas el teléfonos, la alarma no sonaba. Pero ahora, echa un vistazo a las opciones de la alarma porque existe una opción que puedes activar que se llama «Apagado de alarma» para que suene con el teléfono apagado.

Si a ello le añades que ahorras batería, se trata de una opción a tener muy en cuenta. Pero debes saber que, a no ser que tengas un teléfono fijo, si surge una emergencia, nadie podrá contactarte.

El modo avión, sin embargo, no es tan radical. Se puso en marcha en 2013 para permitir que los aparatos electrónicos no fuesen apagados durante todas las fases del vuelo. De esta manera, los usuarios pueden ir trabajando, por ejemplo, con documentos mientras realizan ese viaje de negocios, escuchar música o leer.

Y es que esta opción corta las conexiones inalámbricas del terminal. Es decir, un «smartphone» se queda sin datos y línea cuando activa este modo, pero sí podemos realizar otras acciones,. Incluso activar el wifi pero, si te vas a dormir, de poco te servirá.

Este modo tampoco te permitirá recibir llamadas ni mensajes pero, sin embargo, gastarás batería: menos que si no lo tuvieras activado pero más que si lo apagaras.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO

CULTURA DIGITAL

‘Detox digital’ o cómo desintoxicarse de las nuevas tecnologías

Expertos aconsejan replantear la relación con las redes sociales y los dispositivos electrónicos.

Mediatelecom Tecnología

Publicado

en

El Tiempo

Varias investigaciones demuestran que los momentos de descanso –vacaciones, feriados y fines de semana– son también los momentos del año en los que más se usa el ‘smartphone’, un 30 por ciento más, aunque tradicionalmente han sido sinónimo de desconexión. La razón es que las personas disponen de más tiempo libre y de ocio.

El problema son las consecuencias negativas que se derivan de esta realidad. “Si se dedican más de dos horas al día a las redes sociales aumenta el riesgo de adicciones comportamentales, trastornos psicológicos y de alimentación, sobre todo en adolescentes, mujeres jóvenes y personas solteras”, advierten desde el Instituto Médico Europeo de la Obesidad (Imeo).

Al uso del ‘smartphone’ hay que sumarle el de los dispositivos digitales que invaden el hogar: portátiles, tabletas, consolas de videojuegos, computadores para ‘gaming’, pantallas y proyectores de cine ‘online’. “Todo ello hace aún más difícil la tarea de desconectarse finalizadas las vacaciones y hay que retomar la rutina”, explica el experto en nutrición del Imeo, Rubén Bravo.

“Con la inercia de las vacaciones, vamos generando hábitos que, poco a poco, nos hacen más dependientes del mundo tecnológico”, añade la psicóloga María González, del mismo instituto. De hecho –prosigue–, si se dedica más tiempo a las redes sociales y los dispositivos electrónicos que al contacto social real con familiares o amigos y a la actividad al aire libre, “estamos ante una adicción”.

Basándose en una serie de estudios e informaciones recientes, los dos expertos coinciden en apuntar que este mal manejo de celulares y redes sociales provoca una descarga de dopamina en el cerebro que a la larga crea una dependencia emocional que puede ser peligrosa.

Es por eso que la vuelta a las actividades cotidianas tras las pausas puede ser un buen momento para depurarse a nivel digital y replantearse qué tipo de relación se está construyendo con las redes. “Se trata de un momento en el que solemos volver más relajados, con un buen estado de ánimo y es un excelente punto de partida para evitar malos hábitos”, asegura la psicóloga Ana Gutiérrez. Es lo que denomina ‘detox digital’, que pasa por marcarse límites concretos en el uso de estos dispositivos.

12 claves para la ‘Detox digital’

Evitar distracciones

Revise y de baja los ‘newsletters’ que no lea y que solo generan ruido.

Desactive los avisos del correo electrónico

Por ejemplo, las notificaciones para la bandeja de entrada del correo electrónico, y propóngase dos horarios específicos al día para realizar una revisión de sus correos.

Silencie los grupos de chat

Deje en silencio los grupos de chat y elimine aquellos que ya no utilice.

Diga adiós a las alertas de WhatsApp

Desactive las notificaciones y sonidos de WhatsApp para no estar constantemente pendiente del celular cada vez que le avise de la entrada de un nuevo mensaje.

Reflexione sobre sus redes sociales

Haga un balance sobre cómo utiliza estas plataformas y elimine aquellas que le generen negatividad psicológica o excesiva dependencia.

Controle el tiempo que le dedica

Empiece a contar las horas que dedica al día a las redes sociales, fijándose un máximo de tiempo y, cuando ese tiempo se agote, dirija su atención a otras actividades y no vuelva a acceder en toda la jornada a estas plataformas.

Deje el celular en casa de vez en cuando

En su tiempo de descanso, fines de semana o vacaciones, trate de acceder lo menos posible a su celular. Puede ayudar no llevarlo encima constantemente. Déjelo en casa de vez en cuando y notará el cambio.

Retome las actividades y las aficiones abandonadas

Recupere esas lecturas atrasadas y actividades al aire libre. Haga un listado de aficiones y quehaceres alternativos que disfrute y que no requieran el uso de dispositivos electrónicos.

Cree su propia rutina

Establezca unos horarios que incluyan los tiempos de trabajo y los de ocio, así como las cinco comidas principales. Esto le ayudará a planificar qué momentos del día va a destinar a sus actividades diarias sin que el celular interfiera con el resto de tareas.

La comida, un momento de esparcimiento

Evite el uso de pantallas y del móvil mientras come. Acuerde con el resto de personas que lo acompañan a la mesa la posibilidad de dejar los celulares fuera del alcance de todos.

Reduzca las conversaciones ‘online’

Trate de bajar el tiempo que dedica a hablar por redes sociales o mensajes y sustitúyalas por encuentros en persona o llamadas de teléfono en las que pueda prestar una atención al aquí y ahora.

Utilice un reloj despertador

Compre un reloj con alarma en vez de emplear la del celular. Este sencillo gesto ayudará a que consultar las redes sociales no sea la primera actividad que realice nada más despertarse.

Redes sociales y desórdenes alimenticios

La psicóloga Ana Gutiérrez apunta que las redes sociales pueden contribuir al desarrollo de trastornos de orden alimenticio, como atracones, comer de forma compulsiva, bulimia, ortorexia, vigorexia o anorexia, así como otras consecuencias desfavorables, como depresión, comparación social negativa o ‘bullying’ (matoneo).

Su uso excesivo también favorece un estilo de vida sedentario, cuadros de sobrepeso y desajustes en los horarios de sueño y en las comidas. “Durante su manejo se genera, además, un mayor consumo de alimentos altamente procesados ricos en grasas y azúcares”, añade el nutricionista Rubén Bravo.

Otro de los problemas asociados es la tendencia a consultar sistemáticamente páginas sobre la pérdida de peso, la quema de grasa, la alimentación deportiva, los ejercicios para aumentar o reducir volumen, las dietas sin sustento científico y la venta de esteroides. “Se trata de contenido que incide directamente en las conductas obsesivas y compulsivas en las personas predispuestas a los desórdenes alimentarios”, asegura la nutricionista Andrea Marqués, que añade: “Compararse con los estilos de vida que se muestran en plataformas como las redes sociales, que ensalzan un ideal poco realista de felicidad 24 horas, puede generar sentimientos de insatisfacción y ansiedad que se compensan con ingestas excesivas de alimentos muy calóricos”.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO

VIDEO #1MTECH

Apple sucumbe a presión china y elimina ¡más de 25 mil apps de App Store!

#1MTech La información más relevante del día en menos de un minuto:Facebook es presionado por el gobierno de EUA para romper cifrado de Messenger.Apple sucumbe a presión china y elimina ¡más de 25 mil apps de App Store!#Apple #Messenger #Netflix #Youtube #extremista

Posted by Mediatelecom Tecnología on Tuesday, August 21, 2018
Advertisement

DÍA A DÍA

abril 2018
L M X J V S D
« Mar   May »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

Trending

Bitnami