COMUNIDAD MEDIATELECOM

INTERNET

¿Qué pasa durante un minuto en Internet?

Mediatelecom Tecnología

Publicado

en

TICbeat-Andrea Núñez Torrón Stock

Te contamos todo lo que pasa durante un minuto en Internet. teniendo en cuenta el aumento imparable del volumen de información online, los millones de acciones que se realizan cada 60 segundos y la democratización del acceso a la red.

Produce vértigo pensar en todo lo que pasa en Internet en tan solo un minuto de reloj. Si el año pasado ya te lo mostrábamos en forma de infografía, hoy renovamos el gráfico con nuevos datos sobre la mesa de 2017 y un gráfico aportado desde el portal Statista, tras presentar las más de dos centenares de diapositivas que forman parte de la segunda edición del Digital Economy Compass, un informe que repasa fenómenos digitales actuales como el estancamiento de ventas de los smartphones, la subida de wearables y altavoces inteligentes o el liderazgo de las redes sociales.

Repasando aquello que sucede en sesenta segundos en el espectro digital según la información que atañe al pasado 2017, las cifras asombran y no tienen precisamente pocos ceros en su haber. En Google, el rey de los buscadores, se llevan a cabo 3,8 millones de búsquedas, se suben a la red 800.000 documentos y se subían 400 horas de vídeo a Youtube. También se escuchan un millón y medio de canciones, se realizan dos millones y medio de llamadas y se envían 156 millones de correos electrónicos.

Durante el pasado año, en solo minuto casi 90.000 horas de vídeos eran vistos en la popular plataforma Netflixmás de 1,5 millones de canciones eran escuchadas en Spotify y más de 18.000 perfiles obtenían el deseado ‘match’ en Tinder. Atendiendo a las redes sociales más famosas, se subían 243.000 fotos a Facebook cada sesenta segundos, 65.000 en el caso de Instagram, 210.000 snaps en Snapchat y se enviaban 350.000 tuits. En otras plataformas como Tumblr se creaban 25.000 entradas nuevas cada minuto y se estrenaban 120 cuentas en LinkedIn. 

¿Qué pasa durante un minuto en Internet?

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO
Advertisement
CLICK PARA COMENTAR

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

INTERNET

Más jóvenes planean ver partidos de Rusia 2018 en móviles

En América Latina, México (15%) y Argentina (8%) destacan como los principales países que planean ver los partidos dispositivos.

Itzel Carreño

Publicado

en

La Copa Mundial de la FIFA, junto con los Juegos Olímpicos, son los dos mega eventos deportivos que generan una audiencia de miles de millones cada cuatro años. Un informe de Nielsen Sports muestra que el fútbol soccer tiene alcances inigualables entre los deportes en términos de valor para los medios y los patrocinadores, así como los cambios de consumo entre la TV tradicional y los dispositivos móviles.

El informe World Football 2018, muestra una encuesta de 2017, entre 18 mercados principales de América, Europa, Medio Oriente y Asia, donde el interés de la población por el fútbol sobresale de los demás deportes.

El 43 por ciento de los encuestados, equivalente a 736 millones de personas alrededor del mundo, dijo estar interesado o muy interesado en el futbol soccer.

Entre los países con mayor interés destacan México con 73 por ciento de la población total, seguido por Rusia con 52 por ciento de la población y la India con 45 por ciento. Mientras que China y Estados Unidos registraron 32 por ciento de la población total interesada.

Los ingresos por los derechos de medios de la Copa Mundial se han convertido en la mayor fuente de ingresos de la FIFA, ya que los organismos de radiodifusión pagan tarifas cada vez mayores para aprovechar las enormes audiencias.

Para 2018, se estima una ganancia de 3 mil millones de dólares por los derechos de medios de la Copa Mundial. En 2006, la suma fue de 1.4 mil millones de dólares, para 2010 y en 2014 la cifra se mantuvo en 2.4 mil millones de dólares.

Sin embargo, las audiencias han cambiado a lo largo de los torneos. En la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018, se espera que los espectadores más jóvenes consuman menos partidos en TV tradicional y más a través de dispositivos móviles.

De acuerdo con datos de Nielsen, 25 por ciento de los espectadores entre 11 y 20 años planean ver los partidos de la Copa Mundial 2018 a través de una tableta o un teléfono inteligente. El 19 por ciento de los espectadores entre 19 y 34 años, 15 por ciento para los consumidores de entre 35 y 49 años. Mientras que los porcentajes más bajos son para la población de entre 50 y 64 años (8%) y los mayores de 65 años (6%).

Los planes para mirar el torneo a través de dispositivos son más evidentes en los mercados desarrollados como China (35%), India (28%) y Malasia (22%). Los porcentajes más bajos para esta intención se ven en Estados Unidos (8%), Alemania (4%), Francia y España (ambos 6%).

En América Latina, destacan México (15%) y Argentina (8%) como los principales países que planean ver los partidos de Rusia 2018 en móviles.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO

INTERNET

60% de los mexicanos viven la fiebre mundialista en YouTube

Mediatelecom Tecnología

Publicado

en

El Financiero

Latinoamérica es una región futbolera y particularmente México vive la pasión previa a Rusia 2018 mediante contenidos de YouTube. La firma informó en un comunicado que, según sus estadísticas, el 60 por ciento de los internautas mexicanos buscan en su plataforma videos relacionados con el Mundial, como jugadas memorables, partidos de mundiales pasados y recopilaciones de goles de diversos futbolistas.

Dichas cifras no son exclusivas de México. En países como Argentina, Perú y Colombia, el porcentaje es el mismo. A nivel general en Latinoamérica, dicha cifra se reduce al 40 por ciento.

Aunado a eso, 6 de cada 10 mexicanos, según YouTube, utilizan la plataforma para dar seguimiento a sus deportes favoritos, no solamente futbol, de una manera más profunda, con videos sobre análisis de partidos y repeticiones.

El volumen de búsquedas relacionadas con el Mundial en YouTube supera a la de los Juegos Olímpicos. De quienes buscan dicho contenido, el 87 por ciento consideran importante ver los partidos en vivo, pero el 53 por ciento afirman que no podrán hacerlo por lo que optarán por YouTube para verlo en otro momento.

De ellos, el 70 por ciento aseguran que se debe a la diferencia de zona horaria y el 33 por ciento indican que no tienen interés en ver los partidos completos sino únicamente los mejores momentos. YouTube indica que en los últimos 4 años, el tiempo de visualización de videos dedicados a revivir los mejores momentos de los partidos de fútbol creció 9 veces.

Además, el 69 por ciento de los internautas mexicanos declaran que prefieren YouTube para encontrar contenido que no pueden ver en la TV tradicional.

La tendencia a mirar deportes en la plataforma no es exclusiva del futbol. El 80 por ciento de los internautas mexicanos recurren a YouTube cuando quieren ver videos de deportes en general cuando saben específicamente que van a buscar, y el 66 por ciento opta por la plataforma cuando quiere recordar viejos tiempos y memorias deportivas.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO

INTERNET

Las fake news pasan de Facebook a WhatsApp

Según estudio de la universidad de Oxford, los usuarios empiezan a compartir más noticias a través de la aplicación

Mediatelecom Tecnología

Publicado

en

ABC-J.M.Sánchez

Los flujos migratorios de la desinformación cambian de rumbo. Si Twitter y, en especial, Facebook han sido la catapulta de mensajes de odio y falsedades durante mucho tiempo. Lo han sido por culpa de su benévolo tratamiento hacia los mensajes que los usuarios promueven. Pero WhatsApp ha empezado a tomar ahora el testigo de las «fake news».

Cada vez más, la aplicación de mensajería se utiliza para mover y propagar enlaces a noticias y contenidos informativos. El entorno, más privado y aparentemente controlado que las redes sociales, invitan a los usuarios a dejar plasmada sus manifestaciones al respecto. La era de lo políticamente correcto se ha impregnado en la sociedad. Y es el caldo de cultivo para que los ciudadanos opten por resguardarse en servicios digitales privados para dar su opinión al respecto.

Este escenario lo ha aprovechado WhatsApp. Una «app» que alberga en estos momentos más de 1.500 millones de usuarios. Según un estudio elaborado por Instituto Reuters de la Universidad de Oxford, el nivel de popularidad global de Facebook desde 2015 hasta hoy no ha cambiado, «pero su uso para las noticias ha disminuido». El informe pone de manifiesto que «los consumidores de todo el mundo están leyendo menos noticias en Facebook y recurriendo cada vez más a WhatsApp para compartir y debatir noticias».

Un caramelo en boca de los ciberdelincuentes, que pueden tener un nuevo vector de ataque para difundir enlaces diseñados para robar los datos personales de los usuarios, y para los grupos de «trolls» que se encargan de realizar pseudonoticias y contenidos informativos cuyo único objetivo es propagar la mentira y la desinformación, las «fake news» que son el quebradero de cabeza de Facebook.

«No es tan diferente a las conversaciones habituales, pero lo que lo hace diferente es la velocidad con la que estas se pueden propagar», apunta en declaraciones a «The Guardian»Nic Newman, coautor de la investigación. «Las razones por las que las personas se están mudando a estos espacios es porque obtienen más privacidad. Si estás en un sistema controlado puedes usarlo para hablar con seguridad sobre política, pero también puede usarse para objetivos nefastos».

Pese a todo, el estudio ha sido incapaz de extraer datos concretos sobre el impacto de las «fake news» en la aplicación, propiedad de Facebook, por cierto, con lo que todo queda en casa. Los investigadores se centran más en una percepción y la detección de los nuevos hábitos de los usuario. De hecho, la configuración de privacidad de WhatsApp dificulta la posibilidad de determinar la magnitud de la información falsa: «Es muy pronto, pero tengo la corazonada de que se convertirá en una problema mucho más grande».

La propia naturaleza de WhatsApp permite a los usuarios enviar mensajes, compartir enlaces, subir imágenes y videos a otros usuarios. A diferencia de Facebook, Twitter e Instagram, no cuenta con un algoritmo que decide qué contenido se debe mostrar, con lo que ello reduce las posibilidades de que compañías externas malintencionadas compren anuncios políticos. Todo el flujo conversacional se dirime en un ambiente de cierta privacidad, con lo que en teoría no debería tener impacto las noticias falsas, pero al final los usuarios las «cuelan» de igual manera.

El propio sistema de seguridad basado en un cifrado de extremo a extremo también dificulta las habilidades de la «app» para cerrar el grifo a este tipo de informaciones erróneas. Algo a lo que los países occidentales se resisten a aceptar, puesto que la relación entre los investigadores y las compañías tecnológicas es algo difuso. Reino Unido, por ejemplo, ha querido implantar un mecanismo para en cierta manera controlar este tipo de comportamientos de usuarios anónimos, pero en la práctica resulta casi imposible para WhatsApp. Las «fake news» se han empezado a compartir en su plataforma sin control, y su solución es difícil. Más que nada porque en el momento en el que una persona publica un enlace con contenido falso por regla general eso da pie a un reguero de opiniones que alimentan el rumor.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO
Advertisement

INSTACHART

DÍA A DÍA

marzo 2018
L M X J V S D
« Feb   Abr »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Trending

Bitnami