COMUNIDAD MEDIATELECOM

CULTURA DIGITAL

Google frente al muro de la diversidad

El buscador se muestra incapaz frente al reto de añadir más mujeres y trabajadores de minorías

Mediatelecom Tecnología

Publicado

en

El País-Rosa Jiménez Cano

James Damore, el ingeniero que denunció medidas discriminatorias en Google, abrió la caja de los truenos. Quería evidenciar que las mujeres tienen prioridad en la empresa de Mountain View, y estaba en lo cierto. Se procura primar el acceso femenino para equilibrar la situación. El problema fue que se basó en supuestas evidencias científicas para defender la superioridad natural de los hombres en materia científica y, desde entonces, la carrera para conseguir un Google con menos hombres no ha dejado de acelerarse.

Un primer movimiento fue despedir de manera fulminante al autor del manifiesto: “No me arrepiento. Por el bien de la convivencia y por las mujeres, en Google. No vamos a permitir este tipo de agresiones. Tenemos menos de 20% de mujeres en tecnología, tenemos que hacer un entorno acogedor para todos”, dijo Sundar Pichai, el CEO de Google.

El directivo ha puesto el foco en YouTube, una de sus empresas, donde la responsable es una mujer, Susan Wojcicki. Ella fue una de las primeras 10 empleadas y creó un modelo de negocio con los anuncios, los adwords hoy célebres, el gran flujo de caja que permite expansión y todo tipo de experimentos. De hecho, la primera sede de la empresa fue el garaje de casa de sus padres. Un gran ejemplo, pero insuficiente si se miran las cifras.

A pesar de los esfuerzos aparentes, Google mantiene una postura ambigua. Por un lado, destaca cómo procura ser un lugar acogedor para las mujeres. Al mismo tiempo, no quiso compartir inicialmente con las autoridades de Estados Unidos los datos sobre desigualdad salarial entre sus empleados. Tenía que entregar el informe antes de final de 2017 pero la manida brecha salarial es un imposible para Google. En 2017 aportaron la información requerida de los últimos 15 años: “Hemos entregado más de 329.000 documentos y más de 1,7 millones de datos, incluyendo información detallada sobre salarios”, asegura Eileen Naughton, vicepresidente de Google.

En Silicon Valley, las mujeres representan menos del 30% de sus empleados. Casi siempre ocupan puestos relacionados con marketing, gestión o comunicación

El caso de Facebook no es muy diferente. A pesar de tener un papel más activo, con Sheryl Sandberg, la número dos de la red social, como ejemplo de mujer de éxito que apoya a la siguiente generación. La misión fundacional de Facebook es “convertir a los humanos en comunidades compactas que comparten recuerdos en armonía”.

Ambas empresas quieren evitar que quede al descubierto que la brecha salarial es pronunciada. La red social ha confesado que sus inversores no quieren que ese dato salga a la luz.

La máxima directiva de Google en España, Fuencisla Clemares, explicó en un reciente desayuno que es un algoritmo el que decide la remuneración justa para cada empleado, pero no aclaró si la brecha sigue vigente, se ha atenuado o se incluye algún tipo de corrección para mejorar la situación.

En Silicon Valley, las mujeres representan menos del 30% de sus empleados. Casi siempre ocupan puestos relacionados con marketing, gestión o comunicación pero la cifra se queda en el 12% si se comparan perfiles técnicos o puestos de responsabilidad. Adroll, una de las firmas más pujantes en publicidad digital, ha conseguido pasar del 17% al 23% de mujeres con perfil técnico en su plantilla. Un gran adelanto que, por ahora, es un caso aislado.

En 2014 Google fue la primera en desvelar, voluntariamente, la diferencia étnica y de género dentro de la empresa. A nadie le sorprendió lo evidente, era un lugar donde predominan los hombres blancos y asiáticos. En declaraciones al New York Times, Michelle Miller, miembro de Coworker.org, una organización que derechos de los trabajadores que ha realizado estudios con algunos de sus empleados, explica la situación: “Mi impresión es que Google no sabe bien qué hacer. Impide que la compañía funcione bien cuando impide que un grupo de empleados se centre en derrotar a otro”.

En enero un exempleado de YouTube llevó a Google a juicio por ser un lugar donde se da menos opción de desarrollo a hombre blancos conversadores. Se le despidió por no asumir la petición de contratar a mujeres, candidatos de color y latinos.

En noviembre el despedido fue Tim Chevalier un ingeniero afín al partido republicano. El exempleado ha denunciado a la empresa por lo que considera una medida improcedente basado en sus opiniones en foros internos, donde defendía que si no había más latinos era porque no son tan buenos. Según Gina Scigliano, portavoz de Google: “Se puede expresar el desacuerdo, pero algunas conductas y debates han cruzado una línea que superan nuestra tolerancia. Tenemos que asegurarnos de estar en un entorno sin discriminación, bullying o acoso”.

Un reciente estudio de Stanford demuestra que las dificultades para contratar mujeres comienzan en el propio proceso de selección y la primera entrevista con las candidatas.

Mientras que el 40% de los hombres que estudian alguna carrera técnica o de ciencias (el denominado STEM, unas siglas que aúnan ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas en inglés) termina trabajando en tecnología, solo el 26% de las mujeres lo hacen. Esto significa que un gran número de mujeres con cualificación para desarrollar su carrera en ese campo nunca entran en el sector. Tras asistir a 84 entrevistas entre cazatalentos de las tecnológicas y alumnas recién salidas en 2012 y 2013, los investigadores percibieron el rechazo que generaba el entorno de trabajo. En su estudio documentan bromas sexistas, grupos cerrados, entorno competitivo y excluyente, entre otros comentarios que evidencian cómo el rechazo comienza antes de llegar al puesto de trabajo. Alison Wynn y Shelley Correll, las responsables del estudio, reflejan que en estos encuentros universitarios ya se dan estereotipos de género. Mientras que las candidatas apenas hacen preguntas, los candidatos buscan conectar con los entrevistadores para crear un vínculo y conseguir el empleo. Los encargados de reclutar no parecen ponerlo fácil. En el documento se apuntan a los temas de algunas de sus presentaciones, donde se habla de porno o de un caso de estudio en el que se habla de la necesidad de poner cajeros en barcos porque los marineros necesitan dinero en efectivo para pagar a prostitutas.

Muy al contrario, en la pocas ocasiones en que son mujeres las que presentan, las recién graduadas conectan mejor, hacen un 65% más de preguntas, frente a la media del 36%. Wynn cree que las propias empresas no toman en serio la selección de los propios perfiles que deben captar a los empleados del futuro. Relata la reacción cuando lo presentó a las grandes tecnológicas: “Estaban sorprendidos, ni ellos sabían cómo eran estas sesiones. Conocer los problemas es el primer paso para erradicarlo antes de que se bloquee todo”.

En 2015 Facebook tomó una decisión polémica. Decidieron seguir el mismo método que usa la NFL, la liga de fútbol americano, para contratar más entrenadores afroamericanos, pero aplicado a minorías. Por cada puesto ofrecido deben entrevistar al menos a una mujer. Sin embargo, no ha sido suficiente. Una vez dentro de la empresa consideran que su trabajo no se mide con el mismo rasero.

Ya nadie se toma la desigualdad entre sexos como una cuestión anecdótica. En Uber, donde el machismo campaba a sus anchas, fue precisamente esta conducta la que se llevó por delante al fundador y CEO Travis Kalanick tras una profunda investigación.

No hay una fórmula mágica, ni un método, ni un algoritmo capaz de dar con la conducta adecuada pero sí hay una profunda preocupación mezclada con impotencia. Necesitan mejorar la situación, pero no saben cómo.

 

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO
Advertisement
CLICK PARA COMENTAR

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

CULTURA DIGITAL

Cómo nació el “envíamelo en PDF”

Mediatelecom Tecnología

Publicado

en

El País, José Canós

Las impresoras son el amigo invisible de los ordenadores. Su presencia en los hogares y lugares de trabajo es común, y en general requieren poca atención por parte del usuario (más allá de cargar papel y reemplazar cartuchos o tóneres), lo que hace que pocas veces se hable de ellas. Pese a lo apasionante que resulta la evolución del hardware de impresión (desde las impresoras de cinta o margarita hasta las recientes y revolucionarias impresoras 3D), hoy nos ocuparemos de la vertiente software, que tiene su enjundia.

¿Les suena la frase “necesitas instalar el driver”? ¡Ay, el driver! Conocida y temida palabra que representa algo que no sabemos exactamente lo que hace, pero sin el cual no podemos usar cierto hardware conectado a nuestro ordenador. Un driver(o controlador) de impresora es un software que convierte la estructura y contenido de un documento en una serie de instrucciones para la impresión del mismo en una impresora determinada. En los viejos tiempos, sólo se podían imprimir documentos usando caracteres, aunque con ligeras modificaciones (negrita, itálica, subrayado, etc.). Los controladores enviaban a las impresoras secuencias de texto que incluían caracteres de control (o secuencias de escape, ver esta tabla) con instrucciones de formato. Por ejemplo, “hola mundo!” se codificaría como “hola ESC!8mundoESC%8!” (ESC o escape es el carácter de código ASCII 27), de manera que la impresora, al recibir la secuencia ‘ESC!8’ activaría su modo de escritura en negrita, desactivándolo al recibir la secuencia ‘ESC%8’. Además de que cada modelo de impresora tenía sus propias secuencias de escape, cada vez que se deseaba imprimir un documento debía cargarse e imprimirse desde el procesador de textos con el que se creó.

Distintos juegos de caracteres impresos por una impresora matricial.
Distintos juegos de caracteres impresos por una impresora matricial.

En los 80, con el boom de la autoedición, se requiere imprimir páginas donde se mezclan textos (en varias fuentes y tamaños) y todo tipo de gráficos. Además de pantallas con la resolución necesaria para poder editar/visualizar estos documentos, hacía falta algo más que secuencias de escape para indicar cómo imprimirlos. La solución consistió en pasar de códigos de control dependientes del fabricante a un lenguaje estándar de control de impresoras.

El hito que marcó el cambio de paradigma en la impresión digital de documentos vino por parte de los fundadores de Adobe con PostScript, un lenguaje de descripción de páginas cuyos comandos están pensados para indicar a la impresora qué debe imprimir. Así, al mandar imprimir un documento desde su editor, se genera un archivo Postscript con las instrucciones necesarias para que cualquier impresora que sepa interpretarlas pueda entonces generar su versión en papel; la Apple Laserwriter (1985) fue la primera impresora PostScript. También se desarrolló software que interpretaba el contenido de archivos PostScript para visualizarlos en pantalla sin necesidad de una impresión en papel.

Apple Macintosh, la impresora LaserWriter, y PageMaker, el programa para Apple Macintosh que en 1985 inauguró la era de la autoedición o desktop publishing.
Apple Macintosh, la impresora LaserWriter, y PageMaker, el programa para Apple Macintosh que en 1985 inauguró la era de la autoedición o desktop publishing.

Sin embargo, PostScript describe un documento como una sucesión de páginas independientes, y pronto se vio la necesidad de tener algo de más alto nivel para describir documentos, no sólo páginas. Las ventajas de trabajar con documentos son indudables: se pueden incluir metadatos (autor, fecha de creación, etc.), los tipos de letra que deseamos emplear, y, en definitiva, se puede manipular el documento como si fuese una entidad con unas propiedades concretas que podrían observarse y manipularse. Esa fue la clave para la aparición del célebre Portable Document Format (formato portátil de documento) o PDF.

PDF fue desarrollado por Adobe en 1993 como formato universal (y abierto desde 2008) “para presentar e intercambiar documentos de forma fiable, independiente del software, el hardware, o el sistema operativo”. Su objetivo es describir el documento tal y como se mostrará una vez impreso, sea cual sea la impresora utilizada. La diferencia con Postscript es que, en lugar de hacerlo mediante instrucciones de dibujado de bajo nivel, PDF utiliza conceptos de alto nivel como cabecera, cuerpo, referencias cruzadas, etc. De hecho, es frecuente que para imprimir un documento PDF se transforme previamente en un documento PostScript que es el que se envía a la impresora.

El icono de los archivos PDF.
El icono de los archivos PDF.

Hoy en día nadie se extraña cuando le piden que envíe un presupuesto, las entradas de un espectáculo, una tesis de máster, o cualquier otro documento, “en un PDF”. Debe saber que detrás de ese formato hay un gran esfuerzo unificador que ha permitido que la gestión del contenido digital sea mucho más sencilla en lo que se refiere a impresión y conservación, puesto que actualmente gran cantidad de documentos se conservan en PDF y no en papel; muchos documentos PDF nunca se llegan a imprimir sino que se visualizan en pantalla. Todo apunta a que este formato va a permanecer entre nosotros por mucho tiempo, aunque en Informática, como saben, la eternidad es más bien corta.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO

CULTURA DIGITAL

Buzz Aldrin le muestra al mundo la primera selfie desde el espacio

“Fue una selfie bastante costosa” dijo el astronauta en su cuenta de Twitter. ¡Revisa la fotografía!

Mediatelecom Tecnología

Publicado

en

FayerWayer-César Muñoz

Tras recibir el comentario de un usuario de Twitter que evidenciaba los deseos de haber visto a Aldrin tuiteando, el astronauta salió al paso mencionando que él fue el primero en tomarse una selfie del desde el espacio.

Ayer se celebró el Día mundial de la Selfie (porque sí, existe). La jornada sirve para revisar los autorretratos más graciosos o llamativos del mundo. El día también sirvió para conmemorar la que ha sido catalogada como pionera en el género.

El usuario de Twitter, Fred Bones, emitió un mensaje para el conocido astronauta Buzz Aldrin, mencionando: “Me hubiera encantado ver a @TheRealBuzz tuiteando desde la Luna. Eso solo habría hecho que valga la pena el viaje”.

Aldrin no se demoró demasiado en responder y reivindicó sus hazañas, escribiendo:
“¡No hay tweets, pero hice la primera selfie desde el espacio! ¡Fue una costosa selfie con stick!”


Aunque Aldrin no lo mostró en el tuit, te dejamos la histórica fotografía:

Aldrin le muestra al mundo la primera selfie desde el espacio

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO

CULTURA DIGITAL

Las llaves de los vehículos están a punto de desaparecer

Una nueva especificación de la CCC permitirá ofrecer llaves digitales con todos los vehículos y smartphones.

Mediatelecom Tecnología

Publicado

en

Hipertextual-Nicolás Rivera

El Consorcio de Conectividad de Coches (CCC) ha completado el primer paso hacia la desaparición de las llaves en los vehículos. Gracias a la nueva especificación Digital Key —llave digital, en castellano—, recién anunciada por el consorcio, los fabricantes de automóviles y dispositivos móviles contarán con un estándar uniforme y homogéneo para toda la industria.

En este consorcio se encuentran empresas como Audi, BMW, General Motors, LG, Apple, Panasonic, Hyundai, Panasonic, Samsung, Volkswagen, DENSO, Qualcomm y NXP, entre muchos otros.

Las principales empresas de automóviles y tecnología están dentro del consorcio.

La especificación desarrollada por el consorcio se apoya sobre la tecnología NFC, presente en un amplio abanico de dispositivos actuales (teléfonos móviles, relojes inteligentes, etc.). Esta permitirá bloquear y desbloquear las puertas, encender el motor y compartir el acceso a vehículos con otras personas.

De cara a los servicios de carsharing como Emov o Car2Go, los cuales han ganado popularidad y tracción en grandes ciudades como Madrid, la llegada e implementación de esta llave digital supone una excelente noticia.

La llegada de las llaves digitales supone una excelente noticia para los servicios de carsharing.

El consorcio, según expone, ya trabaja en una segunda versión de esta especificación, y se espera que sea “congelada” durante el primer trimestre de 2019. En paralelo, los fabricantes de automóviles también trabajan en la implementación de estos sistemas en sus próximos vehículos.

“Estamos convencidos de que la estandarización de llaves digitales fomentará la digitalización de servicios de movilidad como el carsharing, el alquiler de vehículos y el manejo de las flotas”, aseguró Christine Caviglioli, vicepresidente senior en Gemalto.

Los vehículos del futuro deben construirse sobre estándares

Junto con la revolución autónoma y eléctrica, los vehículos están adoptando cada vez más tecnologías externas en busca de una experiencia más moderna, cómoda y satisfactoria para sus clientes. Muchos ya denominan a los coches del futuro como “smartphones con ruedas”, y, desde un punto de vista simplista, no les falta razón.

Sin embargo, en ese camino hacia el coche del futuro, uno de los requisitos imprescindibles ha de ser la estandarización de tecnologías abiertas y libres como la llave digital. De la misma forma que la industria tecnológica, durante años, ha estandarizado conectores y protocolos de conectividad, la industria del automóvil, en su particular adopción tecnológica, ha de abrazar el consenso y el asentamiento de estándares comunes en pro de un futuro mucho más abierto, sencillo y dinámico —tanto para las empresas como para los propios consumidoresgyh

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO
Advertisement

INSTACHART

DÍA A DÍA

marzo 2018
L M X J V S D
« Feb   Abr »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Trending

Bitnami