COMUNIDAD MEDIATELECOM

INTERNET

EE.UU. apura las últimas balas para recuperar la «neutralidad en la Red»

Después de casi tres meses, la oposición demócrata, organizaciones defensoras de derechos civiles, empresas creadoras de contenido y algunas voces republicanas siguen oponiéndose y exploran rutas para revertir la norma, impulsada desde el Ejecutivo de Donald Trump

Mediatelecom Tecnología

Publicado

en

ABC-Javier Pachón Bocanegra (EFE)

La neutralidad en la red fue abolida en Estados Unidos el pasado diciembre y, con ella, el principio que protegía los principios fundacionales de internet. Ahora, sus defensores agotan las últimas balas disponibles para salvarla.

El 14 de diciembre, la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés) hizo valer la mayoría republicana en la institución para eliminar la norma, aprobada bajo el gobierno de Barack Obamaen 2015 y que amparaba la red como un servicio público. Tras su registro hace unos días, la nueva regulación permite que las proveedoras de internet puedan bloquear o ralentizar el tráfico a su antojo sin importar el contenido de las mismas, incluidos medios de comunicación o plataformas de vídeo como Netflix, con la consecuente revolución del modelo de negocio que puede suponer.

Después de casi tres meses, la oposición demócrata, organizaciones defensoras de derechos civiles, empresas creadoras de contenido y algunas voces republicanas siguen oponiéndose y exploran rutas para revertir la norma, impulsada desde el Ejecutivo de Donald Trump. La aprobación de una nueva legislación en el Congreso, la respuesta de los estados con regulaciones propias, la vía litigiosa mediante demandas de estados y organizaciones o la aplicación de un mecanismo del Congreso para revertir decisiones federales (CRA) constituyen el armamento de quienes se oponen a la nueva norma.

Sin embargo, pese al abanico de opciones, parece improbable que alguna de estas tenga éxito, por lo que tendrían que esperar a un nuevo Ejecutivo que liderara una reforma en este ámbito, así lo explica a EfeBrent Skorup, investigador del Programa de Política Tecnológica de la Universidad George Mason, en Virginia. «No creo que haya muchas opciones reales de echar abajo la decisión de diciembre», explica Skorup, quien no piensa que la vía litigiosa o las legislativas vayan a tener éxito.

Los demócratas en el Senado emprenderán la vía de la CRA y forzarán una votación en la cámara, donde los republicanos tienen una leve mayoría de 51-49, y los progresistas solo necesitan un apoyo más tras haber logrado ya el de una republicana. Skorup considera que «teniendo en cuenta la división actual, es poco probable» que ésta prolifere, ya que también necesitarían de una mayoría posterior en la Cámara de Representantes -con mayor dominio republicano- y poder superar un veto de Trump, que solo lo conseguirían con dos tercios de las dos cámaras.

La polarización también es la causa que cita el experto para desechar la vía de una legislación acordada por ambos partidos. Del lado de las acciones a nivel estatal, en más de una veintena de estados se han iniciado medidas, desde el poder ejecutivo o legislativo, para imponer que cumplan con este principio a las proveedoras de internet que contraten con sus gobiernos.

Skorup piensa que las iniciativas estatales pueden suponer un «parche» territorial y duda de los resultados que puedan cosecharse de los litigios, aunque no descarta un largo proceso del que puedan emanar algunas modificaciones de la norma aprobada en diciembre. Más de 20 fiscales generales estatales registraron conjuntamente una demanda contra la abolición por parte de la FCC y pidieron restablecer el principio que garantizaba la igualdad de acceso a la red.

«Hay un amplio consenso fuera de la clase política de que lo que se necesita desesperadamente es un compromiso legislativo», enfatizó en una entrevista con Efe Gus Hurwitz, director del programa de derecho de las telecomunicaciones de la Universidad de Nebraska-Lincoln. Para él, es la única forma de dar con una solución estable, ya que -consideró- «hasta que no haya una ruta legislativa las normas pueden cambiar indefinidamente».

Hurwitz recalcó que los caminos más viables -aunque improbables- para hacer temblar la nueva regulación pasan por las legislaciones estatales y los litigios. Respecto a las normas aprobadas a nivel regional, el profesor prevé que los tribunales las prohíban al entrar en conflicto con el nuevo sistema federal y afectar a otros marcos estatales.

Ante el hipotético de que un tribunal tumbara el nuevo código, las directrices serían enviadas a la FCC para que readaptara su texto -lo que sucedió con una norma de Obama de 2010-, «pero es poco probable que la FCC no pudiera implementar las reglas» finalmente, según reiteró Hurwitz. Así, a pesar del revuelo levantado tras su aprobación, todo apunta a que la supresión de la neutralidad de la red se consolidará en Estados Unidos, al menos, hasta que haya un cambio de Administración o el Congreso se siente a negociar.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO
Advertisement
CLICK PARA COMENTAR

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

INTERNET

60% de los mexicanos viven la fiebre mundialista en YouTube

Mediatelecom Tecnología

Publicado

en

El Financiero

Latinoamérica es una región futbolera y particularmente México vive la pasión previa a Rusia 2018 mediante contenidos de YouTube. La firma informó en un comunicado que, según sus estadísticas, el 60 por ciento de los internautas mexicanos buscan en su plataforma videos relacionados con el Mundial, como jugadas memorables, partidos de mundiales pasados y recopilaciones de goles de diversos futbolistas.

Dichas cifras no son exclusivas de México. En países como Argentina, Perú y Colombia, el porcentaje es el mismo. A nivel general en Latinoamérica, dicha cifra se reduce al 40 por ciento.

Aunado a eso, 6 de cada 10 mexicanos, según YouTube, utilizan la plataforma para dar seguimiento a sus deportes favoritos, no solamente futbol, de una manera más profunda, con videos sobre análisis de partidos y repeticiones.

El volumen de búsquedas relacionadas con el Mundial en YouTube supera a la de los Juegos Olímpicos. De quienes buscan dicho contenido, el 87 por ciento consideran importante ver los partidos en vivo, pero el 53 por ciento afirman que no podrán hacerlo por lo que optarán por YouTube para verlo en otro momento.

De ellos, el 70 por ciento aseguran que se debe a la diferencia de zona horaria y el 33 por ciento indican que no tienen interés en ver los partidos completos sino únicamente los mejores momentos. YouTube indica que en los últimos 4 años, el tiempo de visualización de videos dedicados a revivir los mejores momentos de los partidos de fútbol creció 9 veces.

Además, el 69 por ciento de los internautas mexicanos declaran que prefieren YouTube para encontrar contenido que no pueden ver en la TV tradicional.

La tendencia a mirar deportes en la plataforma no es exclusiva del futbol. El 80 por ciento de los internautas mexicanos recurren a YouTube cuando quieren ver videos de deportes en general cuando saben específicamente que van a buscar, y el 66 por ciento opta por la plataforma cuando quiere recordar viejos tiempos y memorias deportivas.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO

INTERNET

Las fake news pasan de Facebook a WhatsApp

Según estudio de la universidad de Oxford, los usuarios empiezan a compartir más noticias a través de la aplicación

Mediatelecom Tecnología

Publicado

en

ABC-J.M.Sánchez

Los flujos migratorios de la desinformación cambian de rumbo. Si Twitter y, en especial, Facebook han sido la catapulta de mensajes de odio y falsedades durante mucho tiempo. Lo han sido por culpa de su benévolo tratamiento hacia los mensajes que los usuarios promueven. Pero WhatsApp ha empezado a tomar ahora el testigo de las «fake news».

Cada vez más, la aplicación de mensajería se utiliza para mover y propagar enlaces a noticias y contenidos informativos. El entorno, más privado y aparentemente controlado que las redes sociales, invitan a los usuarios a dejar plasmada sus manifestaciones al respecto. La era de lo políticamente correcto se ha impregnado en la sociedad. Y es el caldo de cultivo para que los ciudadanos opten por resguardarse en servicios digitales privados para dar su opinión al respecto.

Este escenario lo ha aprovechado WhatsApp. Una «app» que alberga en estos momentos más de 1.500 millones de usuarios. Según un estudio elaborado por Instituto Reuters de la Universidad de Oxford, el nivel de popularidad global de Facebook desde 2015 hasta hoy no ha cambiado, «pero su uso para las noticias ha disminuido». El informe pone de manifiesto que «los consumidores de todo el mundo están leyendo menos noticias en Facebook y recurriendo cada vez más a WhatsApp para compartir y debatir noticias».

Un caramelo en boca de los ciberdelincuentes, que pueden tener un nuevo vector de ataque para difundir enlaces diseñados para robar los datos personales de los usuarios, y para los grupos de «trolls» que se encargan de realizar pseudonoticias y contenidos informativos cuyo único objetivo es propagar la mentira y la desinformación, las «fake news» que son el quebradero de cabeza de Facebook.

«No es tan diferente a las conversaciones habituales, pero lo que lo hace diferente es la velocidad con la que estas se pueden propagar», apunta en declaraciones a «The Guardian»Nic Newman, coautor de la investigación. «Las razones por las que las personas se están mudando a estos espacios es porque obtienen más privacidad. Si estás en un sistema controlado puedes usarlo para hablar con seguridad sobre política, pero también puede usarse para objetivos nefastos».

Pese a todo, el estudio ha sido incapaz de extraer datos concretos sobre el impacto de las «fake news» en la aplicación, propiedad de Facebook, por cierto, con lo que todo queda en casa. Los investigadores se centran más en una percepción y la detección de los nuevos hábitos de los usuario. De hecho, la configuración de privacidad de WhatsApp dificulta la posibilidad de determinar la magnitud de la información falsa: «Es muy pronto, pero tengo la corazonada de que se convertirá en una problema mucho más grande».

La propia naturaleza de WhatsApp permite a los usuarios enviar mensajes, compartir enlaces, subir imágenes y videos a otros usuarios. A diferencia de Facebook, Twitter e Instagram, no cuenta con un algoritmo que decide qué contenido se debe mostrar, con lo que ello reduce las posibilidades de que compañías externas malintencionadas compren anuncios políticos. Todo el flujo conversacional se dirime en un ambiente de cierta privacidad, con lo que en teoría no debería tener impacto las noticias falsas, pero al final los usuarios las «cuelan» de igual manera.

El propio sistema de seguridad basado en un cifrado de extremo a extremo también dificulta las habilidades de la «app» para cerrar el grifo a este tipo de informaciones erróneas. Algo a lo que los países occidentales se resisten a aceptar, puesto que la relación entre los investigadores y las compañías tecnológicas es algo difuso. Reino Unido, por ejemplo, ha querido implantar un mecanismo para en cierta manera controlar este tipo de comportamientos de usuarios anónimos, pero en la práctica resulta casi imposible para WhatsApp. Las «fake news» se han empezado a compartir en su plataforma sin control, y su solución es difícil. Más que nada porque en el momento en el que una persona publica un enlace con contenido falso por regla general eso da pie a un reguero de opiniones que alimentan el rumor.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO

INTERNET

Rusia 2018 es vista por datos móviles pero usuarios están inconformes con calidad

Mayumi Flores

Publicado

en

En la actualidad, el estilo de vida ajetreado nos lleva a hacer streaming desde nuestros dispositivos móviles. Una investigación independiente basada en más de 3 mil suscriptores europeos elaborada por Openwave Mobility, ha descubierto que 31 por ciento de los fanáticos del fútbol verán la Copa Mundial de la FIFA 2018 utilizando datos móviles. Esta cifra ha crecido casi 50 por ciento respecto dela Copa Mundial de Brasil 2014 (17%).

El estudio se llevó a cabo en el Reino Unido, España y Alemania. Se consideraron tendencias de consumo que revelaron un crecimiento del uso de datos para streaming durante el mundial: España creció alrededor de 20 puntos porcentuales, seguido de Alemania (15 puntos porcentuales) y finalmente Reino Unido con un crecimiento de más de 10 por ciento.

Sin embargo, muchos de los encuestados ven el uso de datos como una alternativa de urgencia, debido a la baja calidad de la experiencia (QoE) y los altos costos. Esta tendencia ha sido una constante desde la investigación realizada durante el Mundial de Brasil 2014.

Recordemos que QoE se mide bajo la métrica MOS (Mean Opinion Score), una medida subjetiva sobre la opinión de los usuarios y el impacto que tiene el servicio sobre ellos.

“Si bien la demanda de video móvil ha crecido de forma espectacular, las mejoras en QoE no necesariamente han ido de la mano”, dijo John Giere, CEO de Openwave Mobility. “Los estudios consecutivos han demostrado que los suscriptores sólo tolerarán seis segundos de almacenamiento en memoria intermedia antes de desconectar por frustración. Y un fenómeno deportivo global como la Copa del Mundo, con transmisión en vivo junto con un aumento en la demanda, puede tensar las redes móviles más que la transmisión de VoD “.

Según Giere, la encuesta encontró que 62 por ciento de los fanáticos del fútbol se cambiaría a un operador de telefonía móvil que ofrezca tarifas determinadas y paquetes para el Mundial con datos ilimitados. El 20 por ciento está dispuesto a pagar más por esto.

 

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO
Advertisement

INSTACHART

DÍA A DÍA

marzo 2018
L M X J V S D
« Feb   Abr »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Trending

Bitnami