COMUNIDAD MEDIATELECOM

CULTURA DIGITAL

La pelea por atrapar al usuario

Las redes de imágenes ganan peso frente a las de texto. Instagram se ha convertido en una plataforma con gran potencial publicitario en el que ‘influencers’ y usuarios muestran el lado positivo de la vida

Mediatelecom Tecnología

Publicado

en

Todo vale en la lucha por la atención y en la caza del usuario cautivo. Las redes sociales, que captan y conectan a millones de personas y con ellas una parte importante del pastel publicitario, se recolocan y buscan nuevas fórmulas para mantener su papel crucial en la Red. Ahora, Instagram se ha convertido en la red social reina de la atención. Por el camino aniquiló a Snapchat, que todavía busca cómo reconectar con una generación que descubrió el placer de lo efímero con ellos (su seña de identidad son los mensajes que se autodestruyen en unas horas), pero que se pasó a Instagram. El declive de Snapchat comenzó el día en que esa compañía rechazó la oferta de compra de Facebook y no aceptó el cheque de 3.000 millones de dólares que les ofrecía Mark Zuckerberg. Entonces la potente red social pasó a hacer lo que acostumbra: copiar lo diferente y añadirlo a su catálogo.

¿Es oro todo lo que hoy brilla en la red social de imágenes? Luis Díaz Iglesias, curtido en marcas de lujo, ha demostrado cómo con una actriz, 500 euros y los conocimientos de su empresa, Human to Human, se puede fabricar una falsa top influencer que realmente carece de impacto en las redes. Sonrojante. En ese caso, diseñadores, marcas de tecnología o restaurantes agasajaron a la desconocida figurante, y, además, la red social no dio ninguna respuesta, ni tomó ninguna medida. El creativo que evidenció el espejismo habla del siguiente espacio que se quiere conquistar para captar la atención de los usuarios: el vídeo. “Al crecer el consumo de vídeo, considero que YouTube será la plataforma reina en campañas con influencers, aunque actualmente, Instagram gana por goleada. La fotografía desplazó al texto, y el vídeo está desplazando a la foto… De ahí el éxito de Stories, en especial en España”.

Stories (en español, historias) es un servicio de Instagram, que a muchos recuerda a Snapchat, y que permite a los usuarios mostrar pequeños vídeos y fotografías que desaparecen a las 24 horas. “El consumo de Stories en España es muy superior a la media global”, según Instagram. “La gente quiere entretenerse con las redes sociales, como alternativa a otros medios, y este formato se adapta mejor a esa función”.

Ana Aldea, fundadora de la agencia DataSocial, con clientes como Iberdrola, Santillana y El Corte Inglés, evalúa la perspectiva de futuro: “El potencial de crecimiento de Instagram es muy grande y aún está por explotar. Irá por dos caminos: la capacidad de generar tráfico de las Stories y la posibilidad de comprar moda dentro de la plataforma”. ¿Y el resto de redes? Su visión de Twitter es algo más crítica: “Tiene un problema a la hora de aumentar el número de usuarios, y por lo tanto de tráfico, pero ha dado beneficios por primera vez. Esta red social, a la que casi todos dábamos por muerta, puede revivir porque empieza a ser capaz de encontrar su modelo de negocio fuera de la mencionada creación de tráfico”.

Twitter al fin da beneficios, Pinterest lucha por salir a Bolsa y Facebook pivota de un modelo de difusión a querer convertirse en una comunidad global. Pero el choque no se produce solo entre las distintas plataformas, que luchan por atraer y retener a usuarios, sino también con los medios de comunicación tradicionales. Para estos, las redes sociales son, junto a Google, el gran vector de audiencia.

Con una actriz, 500 euros y conocimientos en ‘marketing’ se puede fabricar una ‘top influencer’ de la nada

El caso de Facebook es especialmente importante. La plataforma de Mark Zuckerberg no genera contenidos, pero edita el orden y visibilidad de las noticias, y esto es fuente de incesante controversia. En 2016, Facebook decidió recortar el número de periodistas subcontratados para realizar este trabajo y confiar a su algoritmo los trending topics. Los temas más candentes fueron entonces escogidos a través de la inteligencia artificial. Una semana después varias historias del diario satírico The Onion, un medio que parodia la actualidad al estilo de El Mundo Today en España o El Deforma en México, ya estaban en posición destacada. El algoritmo captaba el nivel de difusión del texto, pero no el humor, patrimonio todavía de los humanos.

Además, los medios comienzan a adoptar una posición cada vez más crítica con Facebook. En Brasil, la ­Folha de São Paulo, el mayor diario del país, anunció la semana pasada que dejaba de publicar su contenido en la red social, una decisión que se traducirá en un declive del tráfico. Todo queda ahora a merced de los usuarios que quieran compartir sus artículos. Y Folha no es la única en despegarse de Facebook. Rupert Murdoch ha ido más allá, dándole la vuelta al argumento. El dueño de Fox y Dow Jones considera que Facebook debería pagar sus aportaciones y contenidos. Esgrime que son los editores de medios de calidad los que dotan de contenido atractivo a Facebook.

La respuesta de la red social a todo esto ha sido parcial. Por un lado, ha hecho una concesión con el anuncio el lunes pasado de una fórmula para incentivar la suscripción a medios a través de Instant Articles, un servicio de carga rápida. El objetivo: que los usuarios no salgan de su territorio hacia el navegador. Porque esa es la prioridad de Facebook, que su audiencia pase el mayor tiempo en su página y poder ser así el soporte publicitario de referencia.

Cada mes de enero, Zuckerberg se propone un nuevo reto. Desde comer solo aquello que haya matado él mismo hasta leer un libro cada dos semanas o visitar todos los Estados de su país. En 2018 escogió una meta difícil de medir: dar más visibilidad, a través del algoritmo de Facebook, a los usuarios, su vida personal y opiniones. Tiene todo el año para alcanzar esta meta que toma la dirección opuesta a las reclamaciones de los editores de los medios tradicionales, quienes piden su parte del pastel por el contenido. Y Zuckerberg quiere que Facebook huya de las noticias tradicionales y dar más peso a las fotos, comentarios y contenidos de usuarios.

El invento tiene problemas, como la nada desdeñable fragmentación social con fines políticos. Ismael El-Qudsi, fundador y consejero delegado de SocialPubli, una empresa dedicada a la difusión en redes, cree que es complicado atajar esta lacra: “Tiene una difícil solución porque es muy fácil crear rumores o falsas noticias en Internet. Quizás podrían hacer algo similar al Pagerank de Google, es decir, estudiar la fiabilidad de esas noticias y darle un mayor peso a las de medios serios frente a otros desconocidos.

Todo parece estar moviéndose, pero uno de los cambios más importantes, capaces de alterar el escenario, son las crecientes dudas sobre el impacto real que tienen los anuncios en estas plataformas. El mercado publicitario sospecha. Sirva como ejemplo, la multinacional anglo-holandesa Unilever, uno de los grandes inversores publicitarios, con una cuenta anual en Google y Facebook de más de 7.700 millones de dólares, que ahora quiere dejar de poner su dinero en esas plataformas. No cree que la inversión tenga grandes retornos, ni tampoco se fía de las métricas auditadas por las propias redes. ¿El rey estaba desnudo?

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO
Advertisement
CLICK PARA COMENTAR

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

CULTURA DIGITAL

Cómo nació el “envíamelo en PDF”

Mediatelecom Tecnología

Publicado

en

El País, José Canós

Las impresoras son el amigo invisible de los ordenadores. Su presencia en los hogares y lugares de trabajo es común, y en general requieren poca atención por parte del usuario (más allá de cargar papel y reemplazar cartuchos o tóneres), lo que hace que pocas veces se hable de ellas. Pese a lo apasionante que resulta la evolución del hardware de impresión (desde las impresoras de cinta o margarita hasta las recientes y revolucionarias impresoras 3D), hoy nos ocuparemos de la vertiente software, que tiene su enjundia.

¿Les suena la frase “necesitas instalar el driver”? ¡Ay, el driver! Conocida y temida palabra que representa algo que no sabemos exactamente lo que hace, pero sin el cual no podemos usar cierto hardware conectado a nuestro ordenador. Un driver(o controlador) de impresora es un software que convierte la estructura y contenido de un documento en una serie de instrucciones para la impresión del mismo en una impresora determinada. En los viejos tiempos, sólo se podían imprimir documentos usando caracteres, aunque con ligeras modificaciones (negrita, itálica, subrayado, etc.). Los controladores enviaban a las impresoras secuencias de texto que incluían caracteres de control (o secuencias de escape, ver esta tabla) con instrucciones de formato. Por ejemplo, “hola mundo!” se codificaría como “hola ESC!8mundoESC%8!” (ESC o escape es el carácter de código ASCII 27), de manera que la impresora, al recibir la secuencia ‘ESC!8’ activaría su modo de escritura en negrita, desactivándolo al recibir la secuencia ‘ESC%8’. Además de que cada modelo de impresora tenía sus propias secuencias de escape, cada vez que se deseaba imprimir un documento debía cargarse e imprimirse desde el procesador de textos con el que se creó.

Distintos juegos de caracteres impresos por una impresora matricial.
Distintos juegos de caracteres impresos por una impresora matricial.

En los 80, con el boom de la autoedición, se requiere imprimir páginas donde se mezclan textos (en varias fuentes y tamaños) y todo tipo de gráficos. Además de pantallas con la resolución necesaria para poder editar/visualizar estos documentos, hacía falta algo más que secuencias de escape para indicar cómo imprimirlos. La solución consistió en pasar de códigos de control dependientes del fabricante a un lenguaje estándar de control de impresoras.

El hito que marcó el cambio de paradigma en la impresión digital de documentos vino por parte de los fundadores de Adobe con PostScript, un lenguaje de descripción de páginas cuyos comandos están pensados para indicar a la impresora qué debe imprimir. Así, al mandar imprimir un documento desde su editor, se genera un archivo Postscript con las instrucciones necesarias para que cualquier impresora que sepa interpretarlas pueda entonces generar su versión en papel; la Apple Laserwriter (1985) fue la primera impresora PostScript. También se desarrolló software que interpretaba el contenido de archivos PostScript para visualizarlos en pantalla sin necesidad de una impresión en papel.

Apple Macintosh, la impresora LaserWriter, y PageMaker, el programa para Apple Macintosh que en 1985 inauguró la era de la autoedición o desktop publishing.
Apple Macintosh, la impresora LaserWriter, y PageMaker, el programa para Apple Macintosh que en 1985 inauguró la era de la autoedición o desktop publishing.

Sin embargo, PostScript describe un documento como una sucesión de páginas independientes, y pronto se vio la necesidad de tener algo de más alto nivel para describir documentos, no sólo páginas. Las ventajas de trabajar con documentos son indudables: se pueden incluir metadatos (autor, fecha de creación, etc.), los tipos de letra que deseamos emplear, y, en definitiva, se puede manipular el documento como si fuese una entidad con unas propiedades concretas que podrían observarse y manipularse. Esa fue la clave para la aparición del célebre Portable Document Format (formato portátil de documento) o PDF.

PDF fue desarrollado por Adobe en 1993 como formato universal (y abierto desde 2008) “para presentar e intercambiar documentos de forma fiable, independiente del software, el hardware, o el sistema operativo”. Su objetivo es describir el documento tal y como se mostrará una vez impreso, sea cual sea la impresora utilizada. La diferencia con Postscript es que, en lugar de hacerlo mediante instrucciones de dibujado de bajo nivel, PDF utiliza conceptos de alto nivel como cabecera, cuerpo, referencias cruzadas, etc. De hecho, es frecuente que para imprimir un documento PDF se transforme previamente en un documento PostScript que es el que se envía a la impresora.

El icono de los archivos PDF.
El icono de los archivos PDF.

Hoy en día nadie se extraña cuando le piden que envíe un presupuesto, las entradas de un espectáculo, una tesis de máster, o cualquier otro documento, “en un PDF”. Debe saber que detrás de ese formato hay un gran esfuerzo unificador que ha permitido que la gestión del contenido digital sea mucho más sencilla en lo que se refiere a impresión y conservación, puesto que actualmente gran cantidad de documentos se conservan en PDF y no en papel; muchos documentos PDF nunca se llegan a imprimir sino que se visualizan en pantalla. Todo apunta a que este formato va a permanecer entre nosotros por mucho tiempo, aunque en Informática, como saben, la eternidad es más bien corta.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO

CULTURA DIGITAL

Buzz Aldrin le muestra al mundo la primera selfie desde el espacio

“Fue una selfie bastante costosa” dijo el astronauta en su cuenta de Twitter. ¡Revisa la fotografía!

Mediatelecom Tecnología

Publicado

en

FayerWayer-César Muñoz

Tras recibir el comentario de un usuario de Twitter que evidenciaba los deseos de haber visto a Aldrin tuiteando, el astronauta salió al paso mencionando que él fue el primero en tomarse una selfie del desde el espacio.

Ayer se celebró el Día mundial de la Selfie (porque sí, existe). La jornada sirve para revisar los autorretratos más graciosos o llamativos del mundo. El día también sirvió para conmemorar la que ha sido catalogada como pionera en el género.

El usuario de Twitter, Fred Bones, emitió un mensaje para el conocido astronauta Buzz Aldrin, mencionando: “Me hubiera encantado ver a @TheRealBuzz tuiteando desde la Luna. Eso solo habría hecho que valga la pena el viaje”.

Aldrin no se demoró demasiado en responder y reivindicó sus hazañas, escribiendo:
“¡No hay tweets, pero hice la primera selfie desde el espacio! ¡Fue una costosa selfie con stick!”


Aunque Aldrin no lo mostró en el tuit, te dejamos la histórica fotografía:

Aldrin le muestra al mundo la primera selfie desde el espacio

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO

CULTURA DIGITAL

Las llaves de los vehículos están a punto de desaparecer

Una nueva especificación de la CCC permitirá ofrecer llaves digitales con todos los vehículos y smartphones.

Mediatelecom Tecnología

Publicado

en

Hipertextual-Nicolás Rivera

El Consorcio de Conectividad de Coches (CCC) ha completado el primer paso hacia la desaparición de las llaves en los vehículos. Gracias a la nueva especificación Digital Key —llave digital, en castellano—, recién anunciada por el consorcio, los fabricantes de automóviles y dispositivos móviles contarán con un estándar uniforme y homogéneo para toda la industria.

En este consorcio se encuentran empresas como Audi, BMW, General Motors, LG, Apple, Panasonic, Hyundai, Panasonic, Samsung, Volkswagen, DENSO, Qualcomm y NXP, entre muchos otros.

Las principales empresas de automóviles y tecnología están dentro del consorcio.

La especificación desarrollada por el consorcio se apoya sobre la tecnología NFC, presente en un amplio abanico de dispositivos actuales (teléfonos móviles, relojes inteligentes, etc.). Esta permitirá bloquear y desbloquear las puertas, encender el motor y compartir el acceso a vehículos con otras personas.

De cara a los servicios de carsharing como Emov o Car2Go, los cuales han ganado popularidad y tracción en grandes ciudades como Madrid, la llegada e implementación de esta llave digital supone una excelente noticia.

La llegada de las llaves digitales supone una excelente noticia para los servicios de carsharing.

El consorcio, según expone, ya trabaja en una segunda versión de esta especificación, y se espera que sea “congelada” durante el primer trimestre de 2019. En paralelo, los fabricantes de automóviles también trabajan en la implementación de estos sistemas en sus próximos vehículos.

“Estamos convencidos de que la estandarización de llaves digitales fomentará la digitalización de servicios de movilidad como el carsharing, el alquiler de vehículos y el manejo de las flotas”, aseguró Christine Caviglioli, vicepresidente senior en Gemalto.

Los vehículos del futuro deben construirse sobre estándares

Junto con la revolución autónoma y eléctrica, los vehículos están adoptando cada vez más tecnologías externas en busca de una experiencia más moderna, cómoda y satisfactoria para sus clientes. Muchos ya denominan a los coches del futuro como “smartphones con ruedas”, y, desde un punto de vista simplista, no les falta razón.

Sin embargo, en ese camino hacia el coche del futuro, uno de los requisitos imprescindibles ha de ser la estandarización de tecnologías abiertas y libres como la llave digital. De la misma forma que la industria tecnológica, durante años, ha estandarizado conectores y protocolos de conectividad, la industria del automóvil, en su particular adopción tecnológica, ha de abrazar el consenso y el asentamiento de estándares comunes en pro de un futuro mucho más abierto, sencillo y dinámico —tanto para las empresas como para los propios consumidoresgyh

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO
Advertisement

INSTACHART

DÍA A DÍA

febrero 2018
L M X J V S D
« Ene   Mar »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728  

Trending

Bitnami