COMUNIDAD MEDIATELECOM

NEGOCIOS

Riders: 50 kilómetros a contra reloj para conseguir solo 25 euros

Mediatelecom Tecnología

Publicado

en

ABC, Jorge Aguilar

Como cada día entre semana, Agustín Rioja, nombre ficticio para mantener su identidad, comienza a las ocho de la tarde a repartir comida a domicilio con su vehículo. Él es uno de los «riders» de Glovo, una de las plataformas de entrega de comida a las que la Inspección de Trabajo ha puesto el ojo por la estructura laboral que mantienen. Empieza su ruta merodeando los alrededores de una hamburguesería del sur de Madrid, ya que esa cadena de comida rápida es considerada uno de los «puntos calientes» a la hora de realizar pedidos por la alta demanda que presenta. Mientras espera, confía en no tener que moverse de la zona sur porque así su trayecto con su moto hasta su casa no será largo.

Tras casi una hora de espera, recibe su primer encargo. Debe ir a Gran Vía para luego entregar el pedido en Vallecas. Le preocupa ir al centro de Madrid porque cuando esto ocurre «lo normal es que te vayan desplazando al otro extremo de la ciudad». Al llegar al restaurante, debe esperar unos minutos «para variar», comenta. Los retrasos en la preparación de la comida por parte de las cadenas es algo generalizado. Diez minutos después, Agustín logra salir hacia su destino de entrega.

Nada más finalizarla recibe un segundo encargo. En esta ocasión tiene que desplazarse hacia la calle Atocha para volver de nuevo a Vallecas. Al contrario que en el primero, esta vez en la recogida no ha tenido problemas y el tiempo de entrega ha sido bastante rápido. Tras acabarlo, decide, como en el inicio de su jornada, situarse cerca de otra hamburguesería del barrio vallecano por si, como al final acaba ocurriendo, debe llevar un pedido desde allí. Tras acabar su tercera y última entrega, llega el momento de volver para casa. Son las once de la noche, hora límite que tiene para trabajar.

En el momento de realizar un balance, lo resume, resignado, como «un día flojo». En concreto, durante estas tres horas de intenso trabajo ha realizado unos 50 kilómetros de recorrido a cambio de recibir unas ganancias de solo 25 euros. Por pedido tienen de base 2,5 euros, una cantidad que sube según los kilómetros que circulen (si se cuentan en línea recta son 0,55 más, mientras que en kilómetros reales son 0,34) y el tiempo de espera en los restaurantes (0,05 euros por cada minuto que empiezan a contabilizarse a partir del quinto).

Expuestos a la puntuación

A Agustín le gustaría trabajar más horas para lograr mayores ganancias, pero esto no es posible porque «todo depende de la puntuación que tengas». La plataforma clasifica a los «riders» con un sistema de puntuación con un máximo de 5. Cuanto más puntos se tenga, más horas se pueden elegir para trabajar, aunque la mayoría solo pueden hacerlo de ocho de la tarde hasta las once o doce de la noche, como Agustín. «Solo los que cuentan con un 4,9 pueden repartir desde la mañana», explica.

La manera de crecer es realizar más pedidos o trabajar los fines de semana porque son considerados jornadas de alta demanda. Sin embargo, no trabajar esos días conlleva una bajada en la puntuación y mayor complicación para poder repartir más horas. «Nos acaban medio obligando a trabajar el fin de semana para subir los puntos o para que estos no bajen. Al final, siempre se sube a costa de echarle más horas».

Además, como la mayor parte de los «riders», trabajan por necesidad, ya sea porque se encuentran desempleados o porque son estudiantes que tratan de costearse la universidad, muchos acaban repartiendo los días de alta demanda para tratar de mejorar su estatus y obtener mayores beneficios. Sin embargo, la asignación de los pedidos es aleatoria, por lo que aunque estén dispuestos a realizarlos, pueden acabar la jornada sin llegar al mínimo para que no le penalicen. «Todo el mundo quiere hacer el máximo de pedidos posible, pero uno solo puede esperar a que le asignen uno. Que tu puntuación baje te trastoca el horario y te puede suponer unas pérdidas de unos 300 euros en dos semanas. Con el sistema de puntos estamos coaccionados», lamenta Agustín.

Un modelo cuestionado

Desde hace unas semanas, la Inspección de Trabajo ha puesto su radar en este tipo de plataformas porque entiende que cometen irregularidades en cuanto a su estructura laboral. Sus trabajadores deben darse de alta como autónomos, aludiendo la empresa a que el régimen de los empleados es el de «autónomos dependientes» para así no responsabilizarse de los gastos de alta a la Seguridad Social. Sin embargo, algunos métodos que realiza esta compañía y sus homólogas Uber Eats y Deliveroo (que ya cuenta con varias actas de liquidación) suscitan dudas a los inspectores de que en realidad estén trabajando como «falsos autónomos».

En el caso de Glovo, esta empresa cuenta con un sistema de penalización a los repartidores si estos se ausentan de su puesto de trabajo o reasignan a otro «rider» el pedido que deberían realizar. «Desde hace unos meses se han puesto serios con las reasignaciones, hasta el punto de que llevan la cuenta de cuántas has realizado. A bastante gente le han acabado bloqueando la cuenta por este tema», comenta Agustín. También se queja de que cuando existe una urgencia o algún problema con el vehículo no se pueden ausentar de su puesto si no quieren ser penalizados y estar en riesgo de despido.

Estos hechos son algunos indicios de la Inspección para considerar que la relación entre la plataforma y el repartidor es laboral. Una sospecha que también mantienen los sindicatos, que ya el pasado diciembre interpusieron una demanda contra todas ellas.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO
Advertisement
CLICK PARA COMENTAR

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

NEGOCIOS

Facebook publica una revista en papel en Reino Unido pese a defender que no son un medio de comunicación

Mediatelecom Tecnología

Publicado

en

ABC, JM Sánchez

Facebook, y más especialmente su fundador Mark Zucerkberg, ha jugado al gato y al ratón con los reguladores desde que su pequeña criatura nacida en la universidad se convirtiera de sopetón en la mayor red social del mundo. Siempre negó, para evitar tener que cumplir con las exigencias impuestas a los editores, que su plataforma no ejerce de medio de comunicación. Pero la cosa cambió cuando la ciudadanía encontró un canal para informarse. Con ello, se convirtió en una especie de editor de noticias, aunque le ha pasado factura su benévolo tratamiento que ha derivado en una profunda desinformación.

La multinacional estadounidense, cercada en el último año por culpa de varios escándalos, ha defendido sin ambages que los servicios digitales son el futuro de los contenidos informativos. Pero, sin embargo, también ha querido meterse en el mundo editorial. Su última propuesta, una revista impresa, «Grow», que se distribuye en las grandes empresas de Reino Unido, informa el medio «The Times». El primer número se ha difundido en las salas VIP de los aeropuertos ingleses.

La compañía ha asegurado que no se trata una revista de corte tradicional, sino una herramienta de marketing empresarial. «No vendemos publicidad ni cobramos por ninguno de los eventos o contenidos, ya que es puramente para fines informativos y de marketing», sostiene a «The Times» Leila Woodington, directora comercial de Facebook para el norte de Europa.

Esta publicación del gigante de los medios sociales tiene una periodicidad trimestral y está dirigida a los más importantes ejecutivos del país. Bajo el lema «Grow your business» -«Haga crecer su negocio», en español-, Facebook recoge análisis y consejos dirigidos a los empresarios acerca de la necesidad de invertir en los negocios digitales. Una curiosa decisión, dado que la compañía ha defendido siempre que su principal servicio no es un medio de comunicación para escapar, de esta forma, de una regulación más estricta sobre anunciantes y publicaciones.

La editora de «Grow» es Kate Maxwell, veterana periodista de revistas de moda y lujo que trabajó anteriormente para Condé Nast, grupo propietario de «Vogue». El título, sin embargo, ha sorprendido, puesto que existe ya una publicación con el mismo nombre, una revista para los aficionados al cultivo de cannabis. La revista se describe como una «plataforma para un pensamiento de liderazgo» dirigida a personas que «desafían el status quo». La portada de este primer número se ha dedicado a Oscar Olsson, director creativo de una nueva marca de ropa de la cadena sueca H&M. Otros de los enfoques que incluye el magazine pone de relieve una serie de consejos para invertir en el «creciente sector tecnológico de Medio Oriente».

Los editores británicos creen que esta publicación impresa de Facebook representa un «extraordinario giro por parte del gigante de las redes sociales que hasta ahora se había centrado en crecer de manera agresiva en lo digital». Grupos mediáticos de toda índole han acusado a Facebook o Google de «duopolio» al entender que estas empresas tecnológicas «socavan» sus modelos de negocio al «dominar el mercado de la publicidad digital».

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO

NEGOCIOS

Así es la carta abierta que ha dirigido a Pablo Iglesias e Irene Montero el fundador de Cabify

Mediatelecom Tecnología

Publicado

en

ABC

Cabify tomaba la decisión este viernes de interponer acciones judiciales contra Podemos, tras las críticas de la formación hacia su modelo de negocio y después de no lograr un acuerdo este viernes durante la vista de conciliación a la que ambas partes han acudido. A pesar de lo anterior, el fundador de la citada plataforma, Juan de Antonio, ha remitido una carta abierta a los líderes de esta foramción, el secretario general, Pablo Iglesias y a la portavoz en el Congreso de los Diputados, Irene Montero.

Con un el encabezamiento «Hola Pablo, Hola Irene, hola Podemos», De Antonio, ha defendido que Cabify no es solo él sino que «somos Patricia, Paco, Adrián, Cristina, Samuel, Vicente, Helena y así más de 1.700 empleados que trabajamos día a día para hacer de nuestra ciudades un lugar mejor donde convivir».

En su misiva, el fundador de la conocida plataforma ha apuntado que «en varias ocasiones» han mostrado cómo está estructurada la compañía «y el impacto positivo que estamos generando». Sin embargo, ha reprochado a la formación morada que sigan contando «como verdades cosas que no lo son». En este sentido, se ha mostrado dispuesto a volver a explicarse y «dialogar»

De Antonio tira de autobiografía y recuerda algunos datos personales como su domicilio actual en el madrileño Barrio de Tetuán, los dos años que estudió cerca de San Francisco «con una beca Fullbright y un crédito del Ministerio de Educación que todavía estoy pagando». En esta línea, tras recordar su formación en la escuela pública, ha asegurado que «Cabify paga en España el 100% de los impuestos de su actividad económica y mantenemos aquí la propiedad intelectual de la tecnología que desarrollamos».

De Antonio reivindica su formación en la escuela pública
De Antonio reivindica su formación en la escuela pública – ABC

El fundador de la conocida plataforma ha reivindicado el impacto positivo en el empleo de esta compañía, sobre todo, «en colectivos con dificultad para reincorporarse al mercado laboral». POr este motivo, ha mostrado su «orgullo enorme» por la labor desarrollada y su disponibilidad a la recepción de comentarios o sugerencias: «No somos perfectos, así que estamos encantados de recibir cualquir crítica constructiva sobre nuestra empresa», ha apuntado el empresario que en la misiva ha asegurado que no tolerará que se «mienta de forma intencionada» sobre la compañía.

De Antonio ha recordado que Cabify fue creada hace 7 años «buscando transformar nuestras ciudades y mejorar la vida de los ciudadanos» y puesto en valor «el trabajo muy duro» realizado para llegar a este punto. Por último, ha invitado a ambos dirigentes de Podemos a «comprobar» su modelo de negocio en la web corporativa. «Porque seguimos queriendo aparcar nuestras diferencias y hablar», ha cerrado su misiva abriendo la puerta a un posible diálogo.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO

NEGOCIOS

Microsoft intensifica su apuesta por la IA y compra Bonsai, una startup especializada

La compañía pretende ahondar en un campo de especial relevancia a día de hoy

Mediatelecom Tecnología

Publicado

en

Hipertextual-Luis del Barco

Microsoft formalizará hoy la compra de Bonsai, una pequeña startup centrada en la inteligencia artificial que pretende ser el centro de los esfuerzos de la gigante tecnológica en este campo. La compra llega en un momento en el que prácticamente todas las empresas del panorama tecnológico se encuentran dedicando una buena parte de sus esfuerzos al desarrollo de esta tecnología y, aunque no veremos los resultados de esta adquisición de manera inmediata, puede suponer una buena anotación para la empresa de Redmond a medio y largo plazo.

Bonsai, “ha desarrollado un enfoque novedoso utilizando aprendizaje automático”, afirma Microsoft, el cual permite desarrollar sistemas autónomos de una manera más sencilla a cualquier persona sin importar sus conocimientos específicos en este sector concreto. Aseguran, además, que combinando las tecnologías de ambas compañías se consigue “la cadena de herramientas de IA más simple y rica para la construcción de cualquier tipo de sistema autónomo para tareas de control y calibración”.

Para hacer realidad esta visión de hacer que la IA sea más accesible y valiosa para todos, debemos eliminar las barreras al desarrollo, permitiendo a todos los desarrolladores, independientemente de su experiencia en el aprendizaje de máquinas, ser un desarrollador de inteligencia artificial. Bonsai ha progresado enormemente aquí y Microsoft sigue comprometido con la promoción de este trabajo.

Más IA

La inteligencia artificial lleva ya tiempo posicionándose como una de las claves de la industria, pasando a formar parte de los pilares de las empresas en sus presentaciones y anuncios. Fue más que evidente, por ejemplo, en el pasado GoogleI/O, aprovechando la compañía de Mountain View su conferencia para desarrolladores para hacer más hincapié en sus avances en IA con unas sorprendentes conversaciones que dejan claro el potencial que puede tener esto como transformador social en un lapso de tiempo que cada vez se antoja más corto.

Ayer mismo, la propia Microsoft daba a conocer News, su nueva aplicación de noticias para ofrecer todo tipo de contenido y combatir las propuestas de Google y Apple en este apartado. ¿Cuál es una de las características relevantes de dicha app? Exactamente, la integración de inteligencia artificial para distinguir el trigo de la paja y ofrecer contenido de calidad a más usuarios. La compra de Bonsai allana el terreno, por tanto, a una compañía de la que podemos esperar mucho en lo referente a la IA de aquí en adelante.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO
Advertisement

INSTACHART

DÍA A DÍA

febrero 2018
L M X J V S D
« Ene   Mar »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728  

Trending

Bitnami