COMUNIDAD MEDIATELECOM

NEGOCIOS

Un robo de criptomonedas por 530 millones de dólares puede ser el más grande de todos

Mediatelecom Tecnología

Publicado

en

CNN – Daniel Shane

Un sitio de cambio de criptomonedas en Japón es revisado por el Gobierno de ese país luego de que reportara que piratas informáticos le robaron 530 millones de dólares a sus usuarios.

La página Coincheck ha prometido reembolsar parcialmente a los 260.000 inversores de criptomonedas afectados por el robo, aunque no especificó cuándo lo haría o de dónde obtendrá el dinero.

El caso de piratería en Coincheck, que se anuncia a sí misma en su sitio web como “el principal mercado de bitcoins y criptomonedas en Asia”, salió a la luz durante el último fin de semana. Si se confirma se trataría del robo de mayor envergadura registrado, eclipsando los aproximadamente 400 millones de dólares en bitcoins robados de Mt Gox, en 2014.

Coincheck detalló que los piratas informáticos robaron depósitos de clientes de NEM, una moneda digital menos conocida.

Robo de criptomonedas, un delito cada vez más común.

Coincheck prometió usar dinero en efectivo de sus propios fondos para pagar 46.3 mil millones de yenes (426 millones de dólares) para cubrir las pérdidas de sus usuarios. Eso es aproximadamente un 20% menos que el valor total de los tokens virtuales que fueron robados.

Coincheck dijo en una publicación de blog que el robo “ha causado una gran angustia a nuestros clientes, otros mercados y personas en toda la industria de la criptomoneda”.

“Nos gustaría ofrecer nuestras más profundas y humildes disculpas a todos los involucrados”, agregó Coincheck. Actualmente ha suspendido la negociación en todas las monedas virtuales.

El precio de NEM se desplomó casi un 20% después de que el robo salió a la luz durante el fin de semana, pero desde entonces ha recuperado esas pérdidas.

Coincheck no respondió a las repetidas solicitudes de comentarios sobre cómo exactamente financiará los reembolsos de los clientes.

Un vocero del Gobierno japonés dijo el lunes que se le pediría a Coincheck que mejore sus prácticas comerciales luego del ataque. Las autoridades financieras están supervisando la respuesta de la compañía al robo, dijo.

El asalto virtual de Coincheck es el último de una serie de ataques dirigidos a los sitios de cambios de divisas digitales. Los ciberdelincuentes se han aprovechado de las deficiencias de seguridad de las empresas jóvenes, a menudo no reguladas, que manejan enormes sumas de dinero de otras personas.

“Los hackeos a gran escala se encuentran entre los mayores riesgos enfrentados hoy en día por la comunidad cripto global”, dijo Henri Arslanian, experto en Tecnología Financiera de la consultora PwC en Hong Kong.

El aumento meteórico en el valor de bitcoin y otras criptomonedas en el último año parece haber aumentado el interés de los ladrones.

El mes pasado, el mercado de bitcoin de Corea del Sur, Youbit, se declaró en bancarrota después de ser blanco de los cibercriminales dos veces en un lapso de unos pocos meses.

Yoko Wakatsuki contribuyó a este informe.

NEGOCIOS

Riders: 50 kilómetros a contra reloj para conseguir solo 25 euros

Mediatelecom Tecnología

Publicado

en

ABC, Jorge Aguilar

Como cada día entre semana, Agustín Rioja, nombre ficticio para mantener su identidad, comienza a las ocho de la tarde a repartir comida a domicilio con su vehículo. Él es uno de los «riders» de Glovo, una de las plataformas de entrega de comida a las que la Inspección de Trabajo ha puesto el ojo por la estructura laboral que mantienen. Empieza su ruta merodeando los alrededores de una hamburguesería del sur de Madrid, ya que esa cadena de comida rápida es considerada uno de los «puntos calientes» a la hora de realizar pedidos por la alta demanda que presenta. Mientras espera, confía en no tener que moverse de la zona sur porque así su trayecto con su moto hasta su casa no será largo.

Tras casi una hora de espera, recibe su primer encargo. Debe ir a Gran Vía para luego entregar el pedido en Vallecas. Le preocupa ir al centro de Madrid porque cuando esto ocurre «lo normal es que te vayan desplazando al otro extremo de la ciudad». Al llegar al restaurante, debe esperar unos minutos «para variar», comenta. Los retrasos en la preparación de la comida por parte de las cadenas es algo generalizado. Diez minutos después, Agustín logra salir hacia su destino de entrega.

Nada más finalizarla recibe un segundo encargo. En esta ocasión tiene que desplazarse hacia la calle Atocha para volver de nuevo a Vallecas. Al contrario que en el primero, esta vez en la recogida no ha tenido problemas y el tiempo de entrega ha sido bastante rápido. Tras acabarlo, decide, como en el inicio de su jornada, situarse cerca de otra hamburguesería del barrio vallecano por si, como al final acaba ocurriendo, debe llevar un pedido desde allí. Tras acabar su tercera y última entrega, llega el momento de volver para casa. Son las once de la noche, hora límite que tiene para trabajar.

En el momento de realizar un balance, lo resume, resignado, como «un día flojo». En concreto, durante estas tres horas de intenso trabajo ha realizado unos 50 kilómetros de recorrido a cambio de recibir unas ganancias de solo 25 euros. Por pedido tienen de base 2,5 euros, una cantidad que sube según los kilómetros que circulen (si se cuentan en línea recta son 0,55 más, mientras que en kilómetros reales son 0,34) y el tiempo de espera en los restaurantes (0,05 euros por cada minuto que empiezan a contabilizarse a partir del quinto).

Expuestos a la puntuación

A Agustín le gustaría trabajar más horas para lograr mayores ganancias, pero esto no es posible porque «todo depende de la puntuación que tengas». La plataforma clasifica a los «riders» con un sistema de puntuación con un máximo de 5. Cuanto más puntos se tenga, más horas se pueden elegir para trabajar, aunque la mayoría solo pueden hacerlo de ocho de la tarde hasta las once o doce de la noche, como Agustín. «Solo los que cuentan con un 4,9 pueden repartir desde la mañana», explica.

La manera de crecer es realizar más pedidos o trabajar los fines de semana porque son considerados jornadas de alta demanda. Sin embargo, no trabajar esos días conlleva una bajada en la puntuación y mayor complicación para poder repartir más horas. «Nos acaban medio obligando a trabajar el fin de semana para subir los puntos o para que estos no bajen. Al final, siempre se sube a costa de echarle más horas».

Además, como la mayor parte de los «riders», trabajan por necesidad, ya sea porque se encuentran desempleados o porque son estudiantes que tratan de costearse la universidad, muchos acaban repartiendo los días de alta demanda para tratar de mejorar su estatus y obtener mayores beneficios. Sin embargo, la asignación de los pedidos es aleatoria, por lo que aunque estén dispuestos a realizarlos, pueden acabar la jornada sin llegar al mínimo para que no le penalicen. «Todo el mundo quiere hacer el máximo de pedidos posible, pero uno solo puede esperar a que le asignen uno. Que tu puntuación baje te trastoca el horario y te puede suponer unas pérdidas de unos 300 euros en dos semanas. Con el sistema de puntos estamos coaccionados», lamenta Agustín.

Un modelo cuestionado

Desde hace unas semanas, la Inspección de Trabajo ha puesto su radar en este tipo de plataformas porque entiende que cometen irregularidades en cuanto a su estructura laboral. Sus trabajadores deben darse de alta como autónomos, aludiendo la empresa a que el régimen de los empleados es el de «autónomos dependientes» para así no responsabilizarse de los gastos de alta a la Seguridad Social. Sin embargo, algunos métodos que realiza esta compañía y sus homólogas Uber Eats y Deliveroo (que ya cuenta con varias actas de liquidación) suscitan dudas a los inspectores de que en realidad estén trabajando como «falsos autónomos».

En el caso de Glovo, esta empresa cuenta con un sistema de penalización a los repartidores si estos se ausentan de su puesto de trabajo o reasignan a otro «rider» el pedido que deberían realizar. «Desde hace unos meses se han puesto serios con las reasignaciones, hasta el punto de que llevan la cuenta de cuántas has realizado. A bastante gente le han acabado bloqueando la cuenta por este tema», comenta Agustín. También se queja de que cuando existe una urgencia o algún problema con el vehículo no se pueden ausentar de su puesto si no quieren ser penalizados y estar en riesgo de despido.

Estos hechos son algunos indicios de la Inspección para considerar que la relación entre la plataforma y el repartidor es laboral. Una sospecha que también mantienen los sindicatos, que ya el pasado diciembre interpusieron una demanda contra todas ellas.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO

NEGOCIOS

España preparará regulación para que los negocios digitales tributen

Mediatelecom Tecnología

Publicado

en

ABC

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha explicado hoy que el Gobierno preparará una regulación que garantice que los negocios digitales tributen por la actividad y beneficios que obtengan en España aunque su domicilio fiscal esté en otro país.

La tributación de las grandes tecnológicas es un tema abierto en los grandes foros internacionales, que buscan luchar contra la ingeniería fiscal de compañías como Amazon, Google, Apple y Facebook. Estas compañías solo pagaron 20,3 millones en impuestos en España en 2016.

En su intervención en la convención sobre pymes y autónomos organizada por el PP, Rajoy ha recordado algunas medidas puestas en marcha para avanzar en la transformación digital de la economía, un día después de la creación del grupo interministerial que trabajará en este campo.

Y tras recordar varias medidas ya adoptadas ha prometido que se regulará la fiscalidad para evitar el uso de los entornos digitales «como fuente de elusión tributaria». «No vamos a consentir que se alteren las reglas de competencia entre los nuevos negocios digitales y los negocios tradicionales», ha añadido.

Y ha recalcado que un negocio digital «pagará impuestos en España sea donde sea su domicilio» y tributará por las «actividades y beneficios que reciben en España, y no en Luxemburgo».

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO

NEGOCIOS

Cabify se une al sistema de pagos en efectivo

Esta nueva opción estará funcionado desde el 15 de febrero en Barranquilla, Bogotá, Cali y Medellín

Mediatelecom Tecnología

Publicado

en

El Tiempo

La empresa española Cabify anunció que a partir del 16 de febrero los usuarios de su plataforma podrán pagar los viajes en efectivo, una opción ya implementada por la aplicación Uber.

Esta nueva funcionalidad estará disponible en las ciudades donde Cabify tiene presencia: Barranquilla, Bogotá, Cali y Medellín.

Camilo Sarasti, director general de Cabify Colombia, explicó que con este nuevo mecanismo buscan expandirse y explorar nuevas posibilidades para que más personas usen sus servicios.

“Colombia tiene una penetración de tarjetas de crédito muy baja. En total, existen 15 millones de tarjeta de crédito, 11 de ellas son Mastercard, Visa o American Express, las cuales funcionan en pasarelas de pago internacionales. Y las otras cuatro son marca privada y no permiten compras por internet. De esas 11 millones de tarjetas, en promedio, un colombiano tiene más de dos, lo que se traduce en que solo cinco millones tienes acceso a estos medios de pago. En ese sentido, estamos atacando un mercado muy pequeño en Colombia y lo que buscamos es expandirnos”,

El ejecutivo explicó que el conductor tendrá la posibilidad de elegir entre pagos con tarjeta o en efectivo. En Uber la dinámica es diferente, pues solo hasta el final del recorrido el conductor sabe cuál será el método de pago que utilizará el pasajero.

Los usuarios que deseen añadir ‘efectivo’ como método de pago, deberán pasar por un proceso de verificación para fomentar la seguridad en el servicio.

Para ello, será necesario tomar una foto al documento de identidad (cédula o pasaporte) y esperar tres segundos hasta que el sistema valide que, en efecto, se trata de un documento verídico que coincide con los datos del usuario. El sistema rechaza las fotos de internet y cualquier documento distinto a la cédula o pasaporte, según la compañía.

“Hicimos un algoritmo con Google para respaldar la veracidad de los datos ingresados por los pasajeros. Si por ejemplo una cédula queda bloqueada, se ingresará a una lista negra para que esa persona no vuelva a usar nuestros servicios”, detalló Sarasti.

El director añadió que: “En un principio, cuando les explicamos a nuestros socios conductores de esta nueva función, hubo cierta preocupación. Sin embargo, al momento de explicarles el mecanismo, se tranquilizaron. De igual manera hay un gran número de conductores que estuvieron de acuerdo, porque dicen que así pueden pagar los gastos diarios como la gasolina”.

A mediados de 2017, Uber lanzó dos nuevas funciones con las que busca dar mayor tranquilidad y seguridad a usuarios y conductores. La primera de ellas, llamada ‘Verificación de Usuario’, consiste en pedir a los nuevos usuarios de la plataforma, que elijan la opción de pagar en efectivo y que no tengan una tarjeta de crédito válida en su perfil, confirmar su identidad mediante la verificación de su cuenta de Facebook. Es decir deben iniciar sesión en esta red social para poder acceder al servicio.

Por otro lado, Uber también habilitó la opción para los socios conductores de compartir información sobre su viaje a conocidos y familiares.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO

INSTACHART

DÍA A DÍA

enero 2018
L M X J V S D
« Dic   Feb »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Trending

Bitnami